[EXTRACTO]: 'Face Your Fears', Curtis Harding y la reinvención de los clásicos

[EXTRACTO]: 'Face Your Fears', Curtis Harding y la reinvención de los clásicos

Curtis-Harding.jpg

A Curtis Harding a menudo se le ve en público con un sombrero, un cigarrillo y lentes de sol. Ese atuendo le da un aire de artista de blues, algo acentuado por su tendencia a salir al frente de su grupo con la guitarra colgando de su hombro. Sin embargo, el sonido de la música del músico originario de Atlanta, se acerca más a un retro soul, género protagonista de su segundo álbum Face Your Fears (2017, ANTI-). Este lanzamiento es un buen ejemplo de que aún es posible hacer música que valga la pena escuchar a partir de una base musical con géneros que no son nuevos. El sonido de Curtis Harding es multifacético. Por una parte, tiene un sonido vintage; por otra parte, queda bastante claro que, aunque se trate de música con importantes elementos retro, no se está escuchando algo de esa época. Uno de los peligros de trabajar con géneros tan consolidados y antiguos como el rhythm and blues o soul, es que si se ejecuta de una manera ortodoxa, sin experimentación, se puede terminar con más de lo mismo, olvidado en las estanterías o en las oscuras y recónditas profundidades del Internet. Por ejemplo, el tema “Dream Girl”, que añade sintetizadores, es un ejemplo de un elemento que no es tradicional de los géneros que explora Harding. En Face Your Fears, hay una combinación de lo nuevo con lo antiguo. Esto último quizás se ve mejor reflejado en la voz de Harding, que recuerda a John Legend, a Curtis Mayfield, y por momentos al mismo Cee Lo Green.

 

Harding trabajó anteriormente como cantante de respaldo del mismísimo Cee Lo, con el que colaboró en su álbum de 2002, Cee Lo Green and his Perfect Imperfections, cuando Curtis era aún miembro de un colectivo de rap de nombre Proseed. Su madre es cantante de gospel y Harding a menudo la cita como una influencia. Curtis es también integrante del grupo Night Sun, formado por miembros de los Black Lips.

Face Your Fear es fiel al estilo de Harding, una combinación entre rock y soul, que él mismo llama “slop n’ soul”. A diferencia de su anterior trabajo, Soul Power (2014, Burger Records), su segunda obra es un tanto más psicodélica, apoyándose más de sonidos de órgano y violines, en oposición a su predecesor,que es mucho más rock y blues, con mayor uso de la guitarra eléctrica. Esto último se encuentra plasmado en el tema “Surf”, que es altamente rockero. “Face Your Fear” tiene como base el retro r&b, y uno no puede evitar recordar a artistas como Bill Withers, Donny Hathaway o Marvin Gaye.

 

El álbum es producto de una colaboración entre Harding y el reconocido músico y productor Danger Mouse. En una entrevista con Billboard, Curtis Harding describe a Danger Mouse como su “Maestro”, que siempre sabe qué hacer en el estudio. Por otra parte, la fuerte presencia de la psicodelia en el álbum de Harding se debe a otro colaborador en el álbum, Sam Cohen, miembro fundador de Apollo Sunshine, un grupo de rock-pop psicodélico.

 

Face Your Fears abre con la canción “Wednesday Morning Atonement”, un tema melancólico y lento aderezado por la letra y la voz de Harding. Ese tema en particular suena a una combinación entre una canción de Bill Withers y John Legend, pero con una guitarra que toca riffs y acordes ligeramente distorsionados, que le da un toque de rock a los predominantes acordes de r&b.

 

Otra joya es el tema “On and On”, un auténtico himno de rhythm and blues, con su acelerado ritmo y bajo funky, así como un estribillo en el cual las trompetas, las voces de coro y la batería de jazz acompañan al falsete de Harding. La previamente mencionada “Dream Girl” suena a soul jazz, con una línea de bajo funky y pegajosa, con suaves sonidos de sintetizadores, casi como si se tomara una canción de Jamiroquai y se le rebajaran los elementos pop, en busca de un sonido r&b más puro.

 

La propuesta musical de Harding demuestra que sabe hacer un buen uso de los géneros con los que trabaja. Face Your Fears tiene fuertes elementos retro, desde luego su base musical es el soul de los años sesenta y setenta, pero no es un cliché más de los respectivos géneros. Es su propio proyecto, en el que explora estilos que no fueron creados por él para contar sus propias historias. Finalmente, es la manera en la cual combina los distintos elementos musicales ya existentes, con pequeñas pero importantes partes experimentales, que hacen que Face Your Fears no sea un refrito, algo muy importante cuando se quiere hacer música con influencias vintage. Parece ser que Curtis Harding entiende bien la sutil pero clara distinción entre influencia e imitación.

Lista de lectura para no dormir este Halloween

#XVFICM Día 8: Un cuadrado y un buen rato