De Colombia al Festival Marvin

De Colombia al Festival Marvin

 Cartagena vía The Independent

Cartagena vía The Independent

La octava edición de Festival Marvin estará llena actividades que aglomeran el arte, conferencias, stand up y diversos proyectos musicales imperdibles. Uno de sus grandes aciertos es la elección de su talento, que conjuga actos que difícilmente se podrían disfrutar en solitario. En esta ocasión la convivencia se empapará con la activa escena colombiana; una pequeña muestra de la riqueza musical de los parceros con: Los Maricas, Nanook El Último Esquimal y Ra La Culebra.

Abajo los clichés

Al escuchar la palabra punk probablemente se viene a la cabeza estoperoles, crestas, botas y bandas emblemáticas del género como Sex Pistols. ¿Por qué encasillarse en un cúmulo de elementos cuando se pueden descubrir nuevas emociones, nuevas experiencias? Esto es precisamente lo que se plantean Los Maricas, banda oriunda de Bogotá que le da tremendo a la música a partir de su formación en el 2012.

Desde el nombre se puede vislumbrar que Los Maricas son un proyecto muy particular. Con seis EP´s –algunos se han publicado en cassette– y un disco de larga duración, Escupiendo Tulipanes (Discos Muertos, 2017), la banda conformada por Manuel (guitarra), Jeffry (vocales), Álvaro (batería) y Melisa (bajo), han buscado un sello propio al que ellos bautizaron como Cacrecore: una bomba musical que incorpora influencias del punk; hardcore; noise pop y hasta balada.

Los-Maricas.jpg

Su eclecticismo es más que sonido: el arte de sus discos –diseñado por el guitarrista– va de tulipanes amarillos en un fondo azulado a una monja blasfema con rímel y labial; sus letras se balancean entre el desamor, autocríticas y mensajes que le pegan macizo al punk y la gente que lo escucha. Los Maricas son una banda de matices que muestran su inconformidad a su estilo y en contra de lo ya establecido.

Rock Inuit en la ciudad

Nanook-el-último-esquimal.jpg

Del gélido clima de Nunavik se trasladó a la tierra del café, con arpón sagaz y mente abierta para enseñar su sabiduría ancestral, es Nanook El Último Esquimal. El quinteto que conforma David Beltrán (bajo y voz), Daniel Zambrano (guitarra y voz), John Kattitiyok (guitarra), Miguel Ángel Castro (percusión) y Andrés Silva (batería), se desenvuelve en un imaginario que plasma las experiencias y voces de la escena subterránea bogotana.

El trabajo de Nanook El Último Esquimal destaca en su EP Alguien Busca un Final Feliz (Discos la Modelo, 2016) y su disco de larga duración El Pánico No Se Azara (Discos la Modelo, 2015). Sus temas hablan del cotidiano citadino con tintes que despuntan del garage, country y rock; además de su clara influencia de The Velvet Underground, Johnny Cash y Os Mutantes. La banda lleva un sonido rasposo y fuerte, cual carne cruda cazada por un inuit.

Canciones como “Lou, Candy y Lisa” y “Yo También Voy a Reclamar” han sonado con gran fuerza en la radio colombiana. Se suma “Quema las cortinas”, un adelanto del disco El ayuno de las Causas Imposibles, próximo a salir en este 2018.

El suero antiofídico

Con una mordedura contundente Ra La Culebra amenaza con alterar la tranquilidad del público: su ponzoña comienza turbando los canales auditivos; las pupilas se dilatan y las visiones se desbordan; por último, las cuatro extremidades empiezan a agitarse de un lado a otro sin control. De esta forma el colectivo se ha gestado un lugar en la escena independiente de Cali, a través de un veneno que es dañino sólo para los malos ratos y pensamientos estúpidos.

La  agrupación nacida en el 2006 se integra en la actualidad por Cristian Borrero (teclados y voz), Laura Melissa Klusman (bajo y voz), Andrés giraldo (guitarra y coros), Javier Devia (batería y voz) y Juan Camilo Rojas (Trombón y percusión); llevan una fusión estridente de rock, reggae, ska, punk y sonidos tropicales. Ra La Culebra se enrosca con temas del acontecer diario y crítica social que van más allá del plano musical, con elementos teatrales alrededor de sus presentaciones en vivo.

Ra-La-Culebra-668x684.jpg

El Culebrero (Sol Culebra, 2018), es su más reciente trabajo musical. Bajo la producción de Tweety González –quien sobresale por su incursión en Soda Stereo–, este EP serpentea a lo largo de cuatro temas con un recargado suero antiofídico.

El Festival Marvin se llevará a cabo del 17 al 19 de de mayo del 2018 en el circuito Roma-Condesa de la Ciudad de México.


Encuentra a Eduardo Cruz en Twitter como @lalo_croix.

Festival Kinoki XIII, la visión universitaria del séptimo arte

Festival Kinoki XIII, la visión universitaria del séptimo arte

La dualidad lingüística de Empress Of en sus nuevos temas

La dualidad lingüística de Empress Of en sus nuevos temas