#Cervantino909: Un homenaje a la lectura en voz alta. Bestias y prodigios, Arreola por Arreola

Fotos y palabras de Yéred García Durante una semana de diciembre de 1958, Juan José Arreola, el prócer autodidacta de las letras mexicanas quien entonces se encontraba con un bloqueo de escritor, le dictó a José Emilio Pacheco, su entonces alumno y aprendiz, un libro entero.

El escritor jalisciense ya se había gastado el pago completo de la obra -que le habían dado como adelanto- y había rebasado varios deadlines. "Henrique González Casanova, entonces director general de Publicaciones de la UNAM, acudió en auxilio de Arreola. Le compró los textos de un libro futuro que se iba a llamar Punta de plata" 1 Cabe destacar que a escasos días del 15 de diciembre, fecha límite para no tener que regresar el adelanto, de El Bestiario no se tenía una sola letra escrita.

Bestias y prodigios, Arreola por Arreola es un homenaje orquestado por Alonso Arreola; uno de los sibaritas que el escritor tuvo como nietos, quien se ha desempeñado como prominente bajista líder de su propio trío y miembro de La Barranca, además es autor de Bemol Sostenido -una columna que se publica semanalmente en La Jornada- , escritor y productor.

 

_mg_9384

 

La puesta en escena presenta lectura en voz alta de los textos por Chema Arreola -quien hace las veces de su abuelo- y Fernando Rivera Calderón-quien interpreta a Pacheco- aglomerada con cineamano hecho en vivo por Arturo López "Pío", musicalización también en directo a cargo de la virtuosa Iraida Noriega y el propio Alonso. Además golpea al olfato del espectador con una escenografía hecha con ramas y hojas naturales, las cuales lo transportan a un paraje imaginario, el cual nutrido por cada estímulo es poderosamente envolvente.

El pasado 13 de Octubre, en el marco del XLIV Festival Internacional Cervantino se presentó en el Auditorio General de la Universidad de Guanajuato e Ibero 90.9 tuvo la oportunidad de hablar con su director y escritor.

 

_mg_9396

 

Yéred García: (El auditorio) se está convirtiendo en algo muy parecido a un zoológico, ya que hay muchas jaulas, hay mucha vegetación ¿toda ella fue cortada recientemente, verdad?

 

Alonso Arreola: Sí, pero desde luego que con controles. No vayan a creer que andamos de taladores de bosques. Tenemos un distribuidor certificado de Jalisco, que de hecho es mi escenógrafo para este montaje, con él ya hemos trabajado en el (Teatro) Degollado en un par de ocasiones, en Ciudad Guzmán, Zapotlán en otro momento, que es donde nació mi abuelo y ahora en el Cervantino. Entonces, él trae todo esta vegetación fresca que, sí, no dura expidiendo su aroma y con este verdor más de dos días, así que los tiempos tienen que ser muy exactos por eso.

 

_mg_9333

 

 

YG: Ahora que dices que esto dura unos tres días, ¿habrá otro momento en que se vuelva a presentar esta obra? hace un rato comentaba al aire que no creo, ya que hay una congregación muy complicada, están los músicos de Troker, Nicolás Alvarado, el mismo Jaime López.

 

AA: Debo comentarte algo, fíjate que cometieron un error en términos de la información que se dio para el Cervantino. La versión que yo traigo es la que más he replicado en todo el país y fuera del país. Sólo para las funciones que tuve en el (Teatro) Degollado tuve a Troker tocando mi música y a Jaime con Nicolás. Para todas estas versiones vienen: Iraida Noriega musicalizando los textos que lee mi hermano Chema Arreola. Está "Pío" haciendo el cine a mano en vivo con tinta y arena. Esta Fernando Rivera Calderón encarnando a José Emilio Pacheco, que es quien recibió el dictado de este libro de voz de mi abuelo y estoy yo musicalizando también en vivo. Como ves, hay una gran escenografía e iluminación, pero por las características del espacio, es prácticamente imposible hacer la versión gigante que diseñé para el Degollado, entonces en esta ocasión no viene Troker, ni Jaime, ni Nicolás.

 

3ee8620d-a87d-434a-87ca-18206307201d

 

YG: Qué bueno que hicimos esa aclaración, pero igual la alineación es de primera calidad. Me llama mucho la atención el cine en vivo ¿Qué nos puedes contar de lo que va a hacer "Pío" hoy?

 

AA: Mira es una cosa maravillosa, es un hombre muy talentoso, no sólo por su técnica o por la idea misma de utilizar un proyector de acetatos con tinta y arena para tener una imaginería en una gran pantalla. No sólo es la ocurrencia y la técnica. Realmente es un artista de muy altos vuelos que tiene grandes interpretaciones poéticas de lo que escucha, de lo que lee, de lo que platicamos y su colaboración es absolutamente esencial, no sólo para, digamos, ilustrar lo que escuchamos, sino para dar movimiento y dinamismo absolutamente poético y en los cánones de lo que yo también creo que es la belleza y para acentuar rasgos muy particulares de los textos de mi abuelo que en buena medida, tenían una maquinaria como de relojería y creo que el arte de Pío contribuye muchísimo a resaltar esos rasgos.

 

_mg_9342

 

YG: Qué bueno que se pueden hacer estos actos en los que se amalgaman tantas disciplinas, al respecto de eso, cómo crees que la gente reciba esos estímulos visuales, sonoros, olfativos ¿cómo esperas que la gente lo procese?

 

AA: Me gusta que digas eso del olfativo porque la idea es justo trascender en la mayor cantidad de sentidos posibles. Si te fijas allá afuera va a haber una jaula también con mucho olor recibiendo a la audiencia. esto va a estar a media luz, van a estar escuchando el bosque desde que entran. Hay que plantear la idea de lo multisensorial, por decirlo así, payasamente. Y luego lo multidisciplinario por otro lado, yo nunca pienso en términos de multidisciplinariedad. así como de: "estaría bueno hacer una cosa"… no. Yo pienso primero en el texto en lo que pide en sí mismo y partiendo del respeto a esa semilla, entonces lo demás se va dando. Entonces sí, tenemos actuación a cargo de Fernando, tenemos lectura, que, la idea de la lectura en voz alta era fundamental para mi abuelo.

Esta lectura es también un homenaje a la lectura en voz alta. Incluso hay un acetato que explica en dos o tres líneas antes de que salgamos a escena cual es una de las ideas centrales, respecto al acto de leer en voz alta. Incluso mi abuelo, hace muchos años en Porrúa, publicó un compilación de textos que se llamó Lectura en Voz Alta. Yo sí creo, y lo utilizo con mis propios alumnos de música, que la lectura en voz alta es algo absolutamente benéfico para el temperamento y el carácter, la sensibilidad y la claridad mental.

 

_mg_9335

 

Entonces tenemos el olor, las plantas, el cine a mano, la actuación, el canto. Efectivamente todas estas cosas invariablemente causan un efecto un poco conmovedor en las audiencias. Ahora yo te lo puedo decir porque lo he presentado en muchos lados, en muchos lugares diversos, en países distintos y siempre hay una muy buena acogida pues creo que apelamos a rasgos esenciales de la humanidad. Como decía Borges en realidad los temas son pocos. lo que varía son sus combinaciones.

Creo que esta es una buena combinación para abordar esos temas esenciales: la visión del hombre hacia sí mismo a través de los animales, la humanización del ellos, la animalización del hombre y el aprendizaje continuo de pasiones, de rasgos primitivos y también de altos pensamientos a través de la propia evolución. Espero que lo reciban como nos ha sucedido siempre: con mucho gusto.

 

 

YG: Ahora que dices de los animales y como podemos asimilarlos y de ahí interpretar nuestro propio entorno, nuestra propia vida. Hay un proyecto que seguro conoces, el proyecto Ruelas, ellos hicieron un montaje que se llamaba Los Pensamientos Secretos de Cervantes y lo pusieron con gente del pueblo de Puerto de Valle. Ellos tienen una problemática inmensa, no tienen puentes, no tienen pozos de agua y la obra inicia con ellos personificando animales que obtienen el don de la palabra. Al mismo tiempo les da la oportunidad de denunciar al sistema desde el propio sistema. Ustedes, dentro de la obra como pueden hacer un llamado a cambiar lo que sabemos todos que está saliendo mal: 23 mil desaparecidos en un sexenio, por ejemplo.

 

AA: Eso que estás diciendo es verdaderamente importante e interesante. Primero, lo que mencionaste, no sólo con Cervantes sino que con muchos autores a lo largo de la historia desde las evangelizaciones, las puestas en escena, la utilización de la dramaturgia, más bien de la literatura en general como un acto, digamos de rebelión, como un acto de queja, como un acto de toma de protesta, es fundamental. Eso me parece que en los contextos en donde se necesita, con las obras que lo permiten, es fundamental hacerlo siempre y cuando no se pervierta el sentido artístico.

Es decir, cuando una obra se vuelve panfletaria. Pierde universalidad, ahora yo no estoy diciendo esto por exquisito, por ejemplo tengo con mi hermano y Mardonio Carballo un proyecto que se llama Arreola + Carballo, con el que por cierto vamos a estar el 23 (de octubre) en el zócalo y en la FIL de Guadalajara, en el escenario principal. Ese proyecto es sumamente político y nos preocupa muchísimo lo que está sucediendo. Tenemos piezas, una por ejemplo se llama “Desaparecidos”, otra se llama “Cuánto pesan los muertos”. El disco - libro - DVD que hicimos con ese proyecto se llama Las Horas Perdidas, precisamente aludiendo a la cantidad de personas que no están con nosotros y cuya vida se ha perdido.

 

_mg_9355

 

Me parece muy importante apelar a la belleza y a la educación sentimental para mejorar muchas cosas, porque a veces no nos damos cuenta que la queja en sí misma, como la marcha, es sólo la cáscara de la fruta; que necesita tener mucha más sustancia adentro. Es muy bueno enseñar el músculo y gritar, pero es muy importante también apostar por la germinación y el crecimiento lento de otras ideas que son mucho más poderosas. En ese sentido para mi es fundamental incidir, en cierta manera, en esa sensibilidad, en el desarrollo de esa sensibilidad, en el que tú tienes más empatía con un animal en el momento en el que te reconoces más en él o reconoces al otro en él. Empiezas a sentir inevitablemente más respeto por el otro. Aquí se nos olvida muchas veces, que más de ponernos de acuerdo, mejorar las leyes, los sistemas y las estructuras; hay una cosa anterior absolutamente relacionada con la educación tan podrida que hemos tenido por años y que tiene que ver con lo más elemental que es el respeto por el otro.

La creencia en la belleza, en ciertos preceptos que funcionan como argamasa para los ladrillos que vendrán después. No se nos debe olvidar que la búsqueda de la belleza es o debe ser una postura política. Ai Wei Wei, el artista chino tiene muchas reflexiones acerca de eso, dice: “Todo es arte, todo es política”.

 

Después de nuestra plática con el artífice intelectual de este homenaje pudimos colarnos a la mesa de los cómplices: Fernando Rivera Calderón, escritor y líder de Monocordio cuyos palomazos informativos han recorrido ya varios kilómetros en el espacio exterior a través de las ondas hertzianas de frecuencia modulada; y Chema Arreola, hermano y compañero de Alonso en todas las batallas, también fue parte de La Barranca y recientemente lanzó su EP solista El Silencio es el Imperio de las Palabras, además tiene dos novelas publicadas y 20 años en la escena mexicana lo respaldan.

 

_mg_9373

 

YG: ¿Muchachos, cómo están?

Chema Arreola: Muy contentos, sobre todo después de esta plática alterna que tuvimos en relación al premio Nobel, hoy se le entregó a Dylan y contentos de estar en este lugar, esta gran fiesta de la música, del sonido de las palabras, de las expresiones corporales.

 

Fernando Rivera Calderón: Yo particularmente emocionado porque es un día loco en el que estamos celebrando al gran juglar del mundo, qué es Bob Dylan, que ha sido merecedor del premio Nobel de literatura, algo que le ha causado mucho escozor a muchos que piensan que la literatura que sólo debe de estar en los libros y no en las palabras, en las voces, que es donde está finalmente la literatura. Debemos recordar que la literatura inició siendo oral, que la canción sigue siendo oral. Pero también estamos llorando a un gran bufón, a un dramaturgo, a un maestro de la risa y de la palabra como fue Dario Fo, entonces creo que entre estos dos maravillosos ángeles o demonios que uno está en el pináculo, en el cielo, tocando las puertas, hablo de Dario Fo. El otro está rodando como una piedra que es Bob Dylan es hermoso poder evocar a Juan José Arreola y evocar a este personaje que está, sin duda, entre Dylan y Fo, porque era un saltimbanqui de la palabra, un actor de las letras.

 

_mg_9363

 

YG: Ahora que decían de como Bob Dylan gana el premio Nobel , él siendo maestro de la literatura y de la música... Ustedes están haciendo una transposición de códigos. Es decir, que toman una obra literaria como es el Bestiario de Juan José Arreola, que es tu abuelo, Chema y lo llevan a algo multisensorial, multiperceptivo. Combinan olor, estímulo visual, cine en vivo, actuación, lectura en voz alta. ¿Cómo logran este cambio de código?

 

CHA: Todo empezó con una idea de mi hermano, de llevar esto a escena a partir de un momento muy claro de la literatura mexicana, muy interesante, donde José Emilio Pacheco, es una anécdota para mí muy hermosa, recibe el dictado por parte de mi abuelo, que ya tenía este tiempo de entregas completamente agotado. Creo que todos los que entregamos un trabajo, casi casi cuando ya se nos está yendo la hora, hemos experimentado esta angustia. A partir de todo este planteamiento que José Emilio Pacheco, o sea mi compañero Fernando Rivera Calderón, se desarrolla esta puesta en escena en donde suceden muchas cosas con las cuales queremos convocar al lector; a la cabeza, la mirada del lector. Al mismo tiempo nosotros, haciendo lo que nos toca, damos vida a esas palabras. Yo, con la lectura, Iraida Noriega con esta parte hermosísima musical, poderosísima. Fernando, evocando un momento de la literatura que nos parece a todos los involucrados, independientemente, de mi relación familiar con mi abuelo, trascendente.

 

_mg_9381

 

FRC: "Todo se resume en una frase: Bestiario, obra maestra de la prosa mexicana y española, no es un libro escrito, su autor lo dictó en una semana. Otros hubiéramos necesitado muchos borradores para intentar aproximarnos a lo que en Arreola era tan natural, como el habla, o la respiración" Esas son las palabras con las que José Emilio Pacheco, evoca el momento en el que su maestro, su ídolo literario, Juan José Arreola empieza a dictarle esta proeza literaria que es el Bestiario. Me toca encarnar a mí a este personaje, al que amo por su propia literatura, pero también por haber sido esta especie de médium entre la angustia, la paranoia, la locura del abuelo maravilloso y este joven promesa de la literatura que se convirtió en un gran poeta de altos vuelos.

 

YG: La anécdota cuenta que Arreola tenía un bloquea de escritor. No podía llevar al papel lo que de seguro ya tenía en su cabeza. Como pueden sortear este momento, que incluso Woody Allen ya puso en una película (Deconstructing Harry, 1997) de una manera perfecta, que estás desenfocado como actor, como autor, como creador.

 

CHA: No hay salida posible, no hay escapatoria. No se debe tener piedad con quien no escribe. Todo es una falla de la voluntad. Es, lo que yo te hablaba hace un rato: el valor. Enfrentar la página y esas cosas que tenemos que recuperar como creadores y cuando me refiero a eso es a todos los que estamos involucrados en estas praxis. Es decir, el miedo a la página en blanco, a la grabación que apenas comienza, al lienzo que se va a pintar es solo eso: un fantasma. Solo quienes transitan ese momento y que pueden vomitar y luego aclararlo, tienen esa valía, no importa qué pase con la obra después. Eso es lo que me parece muy importante de esta puesta. Digamos que dramatúrgicamente plantea la idea de que en el último momento puede surgir la belleza, siempre y cuando estés, como mi abuelo lo estuvo en muchos momentos.

 

[Publimetro] Contra los teatros semi-vacíos, las plazas llenas: Proyecto Ruelas en el FIC

Oczy Mlody será el nuevo disco de The Flaming Lips