XV años de radio

XV años de radio

XV años de radio.png

Una radio nueva, rara, elusiva, que apenas se iba gestando, eso fue lo que llamó a miles de personas a interesarse por Ibero 90.9 en un inicio.

Traíamos nuestros discos compactos, nosotros subíamos las canciones a un banco de música que empezó de cero para llegar a una selección de decenas de miles de canciones de todos los géneros, tan variadas y eclécticas que, para simplificar, había categorías como: novedad 1, novedad 2 y catálogo. Lo que nos quedaba claro es que no podíamos cerrarnos a sólo un puñado de artistas, o apoyar específicamente una escena, o sólo dejarnos llevar por nuestro gusto, la música siempre nos ha parecido mucho más amplia de lo que una estación con un solo género musical debía tocar. Hace 15 años Ibero 90.9 era un proyecto de radio experimental, de servicio público, en una universidad privada. Un nicho muy específico que pegó por su rareza, por su unicidad, por la necesidad que había de hacer otra radio; escuchar otra música, no sólo la comercial; hablar del ambiente socio cultural del país y del mundo; ¿qué ocurría con esa generación de jóvenes que no tenían un referente radiofónico e iban aprendiendo a manejarse en internet? ¿había cabida para otras voces? ¿era posible otro modo de escuchar?. Creímos que sí, y nos aventuramos en un cambio de las narrativas habituales en radio, de voces, en sonido, en producción de audio, en los ámbitos comunicacionales. Teníamos el mejor pretexto, empezar de cero, desde el primer cable, bocina, micrófono y canción. 15 años después hemos crecido, con suerte hemos cambiado, madurado, y nuestra audiencia también. ¿Nos siguen los mismos? ¿Nos siguen otros? ¿Quién nos escucha ahora?

Cuando comenzamos, el internet era una cosa extraña que apenas iba tomando forma, lo usábamos para descargar música y fotos para grabar cds con ello. Es decir, internet solucionaba asuntos de la vida análoga. No se veía esa plataforma como una práctica de vida digital sino como un lugar donde se depositaban datos. Cuando nos dimos cuenta de las posibilidades de interacción, de creación y transmisión de experiencias ya no quisimos desconectarnos; y no contemplamos, incluso al dormir, la necesidad de anular dicha conectividad. A internet le tomó 10 años lo que al libro le tomó 500, y a la radio 100, unir a las personas en núcleos de interés. Entonces, además del FM, nos convertimos en una radio online, lanzamos una página web, en ese momento era el futuro. Y luego llegaron las redes y este asunto de considerarse transmedia. Es imposible resumir en pocas frases nuestra práctica radiofónica con lo líquidas y maleables que han sido las teorías de la comunicación, sus prácticas y sus cambios en los modelos comerciales, sociales y humanos desde la popularización de internet. Otras radios, blogs, sistemas de streaming, revistas, colectivos, tendencias, y festivales han nacido después de nosotros, la actividad de esta ciudad nos ha rebasado. Hay más personas creativas allá afuera de las que podemos abarcar, eso demuestra que hay públicos para todos. Pero sí podemos decir que nos hemos sabido mover con esos cambios. Incluso, es momento de pensar en una nueva teoría comunicativa y su práctica, en una radio más local con una mirada global, en los medios post internet.

Más allá de eso, la práctica de la radio y la identidad de la estación, es lo que nos ha llamado a un sinfín de personajes que han desfilado por los pasillos y micrófonos de Ibero 90.9. Gente que hemos visto llegar con ojos muy brillantes, ganas de aprender, voces inexpertas, de pronto convertirse en escritores, galeristas, conductores, cineastas, críticos, diplomáticos, activistas, políticos, que durante estos 15 años han construido esta estación en contenidos, ingeniería, programación, música, gestión, promoción, página, coberturas, investigación, guionismo, voz, personalidad y en cariño. Y todo con un eje en común, la práctica humanista de la comunicación. Antes pensábamos en lo que le hacía falta a la radio, hoy pensamos en lo que le hace falta a la sociedad: otra versión de los hechos, las expresiones de las prácticas humanas, la incidencia como plataforma social, que sepamos que somos agentes sociales y políticos, que es posible generar nuevos modos de ocio y diversión, cómo evolucionar sin el peso de la idea que toda época pasada es mejor.          

Nos enorgullece lo bueno, no olvidaremos lo malo, las distintas experiencias han servido para formar el carácter de la estación como es ahora, y cómo la queremos proyectar al futuro. Hemos evolucionado con distintas narrativas. Es bueno recordar el pasado, pero no podemos vivir en él. Por ello creemos en los futuros posibles. Y aunque dicen que el futuro ya no es como antes, es mejor mirar adelante.

Sigue nuestra transmisión especial este 7 de marzo a partir de las 0:00 

Al aire: 90.9 FM.

En línea en nuestro reproductor.

Con nuestra app para iOS o Android.

En TuneIn radio.

XV años de música compilado en un playlist

XV años de música compilado en un playlist

La obscuridad futurista de Drab Majesty

La obscuridad futurista de Drab Majesty