Rey "Merengue". Chilena que "Bale" triplete

Rey "Merengue". Chilena que "Bale" triplete

 Gareth Bale con una jugada de otro mundo

Gareth Bale con una jugada de otro mundo

Estadio Olímpico de Kiev, Rusia. La afición del Real Madrid luce inspirada y emocionada ante un posible tricampeonato. Los seguidores del Liverpool buscan hacer historia, con la esperanza de repetir la dosis que le aplicaron al Madrid en la final de la temporada 80-81.

El ataque de los reds luce potente, siendo el equipo más goleador del certamen europeo, con un tridente ofensivo muy poderoso: Firmino, Mané y “el faraón” Salah, quienes se han mostrado imparables para las defensas rivales.

El inicio del encuentro es sorpresivo, con un Liverpool incesante al ataque y un Madrid agazapado en el fondo, buscando que Cristiano Ronaldo haga una de las suyas con una pelota larga y así obtener un mano a mano para tomar ventaja en el marcador.

 Forcejeo entre Sergio Ramos y Salah.

Forcejeo entre Sergio Ramos y Salah.

Salah, como siempre, encara y busca desequilibrar en la línea de fondo. El Madrid, con toda su experiencia en finales y un Sergio Ramos impasable, se muestra sólido en el fondo y va sacando poco a poco a su equipo a flote, emparejando el encuentro.

El partido lucía trabado cuando ocurrió una jugada que cambió todo: en un forcejeo meramente futbolero entre Sergio Ramos y Mohamed Salah, ambos terminan en el piso, pero el egipcio saca la peor parte y termina con el hombro lesionado, por lo que tiene que salir de cambio.

Apenas a la media hora de juego, el faraón y Dani Carvajal —él por una lesión en el muslo—, tienen que abandonar la cancha entre lágrimas, lo cual deja preocupado a todo el medio futbolístico ante sus posibles ausencias para el Mundial de Rusia 2018.

 Sergio Ramos, se disculpa y lamenta haber formado parte de la lesión del egipcio.

Sergio Ramos, se disculpa y lamenta haber formado parte de la lesión del egipcio.

Comenzando la segunda mitad, ocurre lo inesperado. El arquero alemán Loris Karius, al intentar salir rápido, no mide el peligro que representa Karim Benzema y al querer mandar un pase con la mano, el delantero merengue estira el pie y con un punterazo desvía el balón, directo al fondo de las redes, abriendo el marcador apenas a los cinco minutos del segundo tiempo. El Olímpico de Kiev está que explota, los aficionados del Madrid están felices, mientras que los del Liverpool quieren comerse vivo al arquero alemán.

karius_portero-liverpool_final (talksport).jpg
gol_liverpool_final_mane_champions.jpeg

El conjunto londinense se lanza con todo al frente y cuatro minutos después, en un tiro de esquina, se consigue el empate, devolviendo las esperanzas a los londinenses. El estadio se vuelve loco. El marcador se empareja, pero poco les dura el gusto a los aficionados ingleses. En una jugada de Marcelo por la banda, logra sacar un centro que remata de manera soberbia con una chilena el galés Gareth Bale, adelantando en el marcador de nueva cuenta a los de la casa blanca. Un golazo digno de una final de Champions League.

 El héroe de la final, besando la copa.

El héroe de la final, besando la copa.

'En La Boca Del', la revelación de Andrea Lacoste

'En La Boca Del', la revelación de Andrea Lacoste

Coronada de abejas: una charla con Margo Glantz

Coronada de abejas: una charla con Margo Glantz