Rainbow Riots: la resistencia LGBTTTIQ a través de la música

En pleno 2017 las personas que viven una sexualidad libre pueden ser agredidas tanto verbal como físicamente. Hay países en los cuales, estas violencias son legitimizadas por el estado al penalizar a quienes tienen una actividad romántica y/o sexual consensuada con personas del mismo sexo. Los castigos pueden ir desde latigazos, la restricción a la libertad de expresión y asociación, pena de prisión o cadena perpetua y llegar incluso a la pena de muerte. En este contexto social, la importancia de marchas o proyectos para visibilizar a grupos vulnerables como la comunidad LGBTTTIQ, los convierte en un acto político y contestatario. Luchan por la igualdad de derechos y el respeto a la vida de quienes deciden expresar su identidad libremente y enamorarse de quien quieran sin importar convenciones o arcaísmos sociales.

Rainbow Riots surge de la mente del artista sueco Petter Wallenberg, quien además es músico y activista de derechos humanos; a partir de la visión de crear un mundo en donde cualquier persona pueda vivir libre de los prejuicios que existen alrededor de la sexualidad y de las violencias que experimentan las personas por ser parte de esta comunidad.

https://www.youtube.com/watch?v=kuTU8dJF_cw&feature=youtu.be

El proyecto recolecta las voces de artistas que en sus países son agredidxs por su orientación sexual. Algunxs de lxs colaboradorxs que comparten sus historias son Ivy B, rapperx queer de Malawi, lxs cantantes y rapperxs de Uguanda, Shivan, Kowa Tigs, Bad Black y Brayo Bryans, así como Mista Majah P de Jamaica y Umlilo de Sudáfrica. Quienes por medio de su talento promueven el sentimiento de orgullo por ser quien eres, para fortalecer la colectividad desde la individualidad.

El lado musical de este movimiento, es un reflejo de la dificultad de vivir en estos lugares como una persona LGBTQ. La soledad y aislamiento que pueden ser provocados incluso por las familias de estas personas. Pero sobre todo es un llamado al respeto a la libertad y el deseo de vivir plenamente. A luchar y denunciar toda la opresión que se vive en estos países, que en su mayoría están en vías de desarrollo.

Los sonidos acompañantes son un recorrido desde el pop, afrobeat, pasando por el gospell e incluso el dancehall. Con muchos momentos festivos para el twerking y algunos en los que te llevan alguna ceremonia religiosa, pero siempre con un discurso claro de libertad para amar.

Vivimos en un mundo en el que los asesinatos y ataques de odio que sufren miembros de la comunidad LGBTTTIQ son frecuentes, incluso en países en donde se promueve el respeto a los derechos humanos. México es el segundo país con crímenes de odio, a pesar de que la Ciudad de México se autodenomina Gay Friendly. ¿Cómo funcionaría un proyecto similar para denunciar este problema en México? Existen países como Uganda, que en esta década aprobó la prohibición de cualquier comportamiento gay o lo relacionado con ello.

Actualmente el proyecto está registrado como ONG en Suecia y Uganda. La ganancia generada del álbum se utiliza para promover una red de consciencia en los países en donde existe la problemática de ser una persona LGBTTTIQ, creando a partir del arte y la cultura un cambio que se vea reflejado en lo político y lo cotidiano.

https://www.youtube.com/watch?v=Ly0ip8odXX8&feature=youtu.be

Para saber más del compilado Rainbow Riots puedes escucharlo aquí y dar "Me gusta" acá.

[EXTRACTO]: "Quiero estar con vos, que me quieras así". El Mató A Un Policía Motorizado y 'La Síntesis O’Konor'

Surtido rico de mitad de año: Los mejores videos de junio 2017