Hipnosis: La comunión de la psicodelia y el garage en la CDMX

Hipnosis: La comunión de la psicodelia y el garage en la CDMX

 Fotos por Rodrigo Arce.  

Fotos por Rodrigo Arce.  

Dentro de las ya conocidas instalaciones del Deportivo Lomas Altas –famoso por ser el único lugar de conciertos en el que te reciben militares–, ocurrió el festival Hipnosis, una fuerte apuesta por géneros musicales de nicho como lo son el garage y la psicodelia. Si bien ya han habido festivales cuyo género exclusivo es el garage, el Hipnosis se percibe como algo fresco, un evento que favorece a estilos musicales que normalmente quedan en segundo plano. Con algo de frío, pero también con mucha emoción, este sábado me di una vuelta por esta nueva celebración, la meta principal era ver a TY Segall, GØGGS y dejarme sorprender por el resto del talento confirmado.

Aproximadamente a la una de la tarde salí de mi casa en el sur de la ciudad para dirigirme al Festival Hipnosis, la idea era llegar temprano para ver un poco del talento nacional que se presentaba antes de GØGGS. Todo iba muy bien hasta que tuve que enfrentar uno de los problemas más recurrentes dentro la Ciudad de México. Nunca pasó por mi cabeza que para llegar al Deportivo Lomas Altas tendría que atravesar por una zona que suele estar congestionada. Avenida Constituyentes hizo lo que mejor sabe hacer, dejar a la gente atrapada en el tráfico durante más de una hora. Aún sin poder creerlo, llegué con mucha prisa a la entrada del festival, el reloj marcaba las 2:40 de la tarde. A pesar de que me había perdido a algunas bandas, llegar a tiempo para ver a GØGGS me sirvió de consuelo. Después me enteré que a muchos les pasó lo que a mi, incluso me topé con la publicación de un conocido que decía algo así: “No llegué a GØGGS y del puro coraje me regresé”, por lo menos no tuve la mala suerte de este pobre compañero.

Aunque entré lo más rápido que pude, tuve tiempo para observar que la revisión para acceder era algo peculiar. Al parecer alguien dio el aviso a los encargados de seguridad de que el festival incluía mucha psicodelia, por esta razón se pedía a los asistentes que retiraran la funda de su teléfono celular para revisar la parte de adentro.

Para cuando pude entrar al evento, ya se podía escuchar la música de GØGGS a lo lejos, en ese momento no sabía que me estaba dirigiendo hacia mi presentación favorita de este festival. Aunque el público se mantuvo apático hasta que se escondió el sol, y muchas personas solo aprovecharon la presentación de GØGGS para gritarle a Ty Segall, la agrupación demostró un dominio total del escenario con un gran performance de Chris Shaw en la voz, simplemente una locura plagada de la brutalidad y crudeza del punk, la gente sólo movía la cabeza. Si se hubiera logrado una conexión con el público, seguramente les estaría hablando de una de las mejores presentaciones de este año, lastima que no fue así.

Una vez terminada la presentación y después de un rato de montaje, todo estaba listo para un talento nacional, se trataba de los Mud Howlers de Sonora. Ya me había encontrado con la música de estos sonorenses en diversas ocasiones, es por eso que mejor decidí ir por una cerveza. Algo que pasa mucho en este tipo de festivales es que probablemente no conozcas la cerveza que se está vendiendo, en este caso la chela corrió a cargo de “Turborg” de Dinamarca, costaba cien pesos y sabía muy parecido a varias cervezas nacionales.

Cuando los primeros guitarrazos de las Death Valley Girls sonaron, decidí acercarme para escuchar un poco de garage junto a mis amigos. La gente seguía igual de apática que cuando llegué, aún así decidí intentar pasarla bien y creo que lo logré. Se podría decir que las Death Valley Girls fueron las encargadas de comenzar a romper esa barrera que había impedido que las bandas conectaran con su público, esto dejó la puerta abierta para que la gente comenzara a dejar de lado sus inhibiciones. Después de una buena presentación a secas, vino el turno de los Coathangers, que aunque no sea muy fan de ellos, creo que lograron mover al público un poco más, también tenían a su favor que estaban tocando justo antes de Ty Segall, uno de los proyectos más esperados por la gente.

Una vez terminado el show de los Coathangers, la noche cayó y el público comenzó a aumentar, faltaban escasos minutos para que Ty Segall subiera al escenario y el ambiente por fin se sentía libre de apatía. Con diez minutos de anticipo, Ty y su banda comenzaron a tocar, automáticamente la gente comenzó a saltar sin control, pues muchos estuvimos esperando este momento. A pesar de que la gente estaba totalmente entregada, faltó mucha energía del otro lado del escenario, ojalá hubiera tocado como lo hizo con GØGGS, lo mejor de la presencia escénica de Ty Segall, sin duda fue su camiseta de Bart Simpson.

La energía recaía, ya sólo quedaban tres bandas por ver, pero el cuerpo no daba para mucho. Con cansancio, una enfermedad en proceso y mucho frío, fue como me tocó ser testigo de la presentación de los Black Angels, la carga de psicodelia y un gran poder en los visuales, fue lo que probablemente consolidó esta presentación como la mejor del festival Hipnosis, una locura completamente lisérgica. Ya con más ganas de aferrarme que con disposición verdadera, decidí quedarme un rato más para ver algo de la presentación de Black Rebel Motorcycle Club. El tiempo de espera me pareció infinito, sin embargo agradezco haberme aferrado pues pude ver como Peter Hayes bajó del escenario para armar el slam más grande de la noche. Lamentablemente el cansancio no me dejó terminar el set de los originarios de Riverside.

Apenas es la primera vez que se hace el festival Hipnosis y cumplió con las expectativas de la gente, habrá que afinar algunos detalles, pero espero que se haga de manera recurrente. Que rifados los organizadores por darle cabida a géneros que normalmente podrían llegar a ser clasificados en el underground, existe una infinidad de proyectos musicales, bandas y espectadores que gustan de esta música, eso quedó muy claro este sábado.

Salvajismo Sensible: Godspeed You! Black Emperor en SALA

Salvajismo Sensible: Godspeed You! Black Emperor en SALA

Descontento social a partir de la Ley de Seguridad Interior

Descontento social a partir de la Ley de Seguridad Interior