Hell & Heaven Fest: Crónica del viernes 4 de mayo

Hell & Heaven Fest: Crónica del viernes 4 de mayo

Fotografía por Belén A. Martínez y Misael Garrido

Hace tiempo que no se organizaba un festival masivo desde el viernes, y cuando eso sucedía, resultaba ser una jornada maratónica de todo el fin de semana. La idea de hacer de este Hell & Heaven  de dos días solamente, viernes y sábado, parece un acierto en tanto a que permite reponer energías – que muchos necesitaban – para regresar a la rutina mientras esperamos la siguiente edición.

A partir la una de la tarde se veía movimiento de playeras negras y jeans rotos en diferentes puntos de la ciudad, muchos en transporte público, y algunos previsores incluso cargaban chamarras a pesar del calor. Al ser viernes, aún en horario de oficina, llegar al Foro sol fue bastante fácil, y cada vez se juntaba más gente.

Desde el anuncio de los horarios se podían escuchar algunas quejas sobre los empalmes e incluso discusiones entre grupos de amigos sobre quién iría a ver a qué banda. Este conflicto se presentó desde el principio, con la decisión de ver a Pressive o a Thantra en los honores inaugurales. Ambas de Guadalajara, nos recuerdan la importancia de la escena de Jalisco para el metal mexicano. En una decisión un poco menos difícil, Cardiel hizo los honores en el Hell Stage. Con un set que incluyó todo el Aloha From Fuzz, los venezolanos radicados en México no se dejaron intimidar por la falta de público, sino que como siempre entregaron todo sobre uno de los escenarios principales.

 Jet Jaguar

Jet Jaguar

Casi las 4 de la tarde y la entrada al festival era constante, pero cabe mencionar que el movimiento dentro del festival rara vez paró, pues era un ir y venir constante entre los escenarios. Estos movimientos nos llevaron a ver a Nightbreed, también de Guadalajara y veteranos del Hell & Heaven con su mezcla entre death y doom desde el True Metal Stage. Para ubicar todos los escenarios y además echar ojo a una de las propuestas más frescas en la escena nacional, la siguiente parada fue Sierra León en el Alternative Stage. Los de Tepic dieron un show en el que lo que más queda claro es que la energía que se escucha en sus grabaciones se queda muy corta comparada con la explosión que presentan sobre un escenario.

Al terminar Sierra León, tocó el turno a Maligno y su stoner/doom. La única queja que se podía escuchar sobre ellos es que era desesperante que no se moviera más en el escenario, aunque otras opiniones apuntan a que la sola presencia de estos regios en el escenario es suficiente para mover al público. Después de Maligno se presentó otra disyuntiva: ¿De La Tierra o Gruesome? A sabiendas de lo que De La Tierra puede hacer con su público con sus visitas previas a la Ciudad de México, ganó la necesidad de ver al vivo tributo a la primera ola de Death Metal de Florida, Gruesome, con miembros que participaron el la gira “Death To All” de 2012. La influencia de bandas como Death no sólo se encuentra en el estilo y la brutalidad con la que se presenta este cuarteto, incluso incorporan canciones como “Open Casket” en su set. A menos de un mes del lanzamiento de su segundo disco, seguramente tendremos más de Gruesome después ver cómo los recibió el público.

 De La Tierra

De La Tierra

El camino de regreso a los escenarios Hell y Heaven vino acompañado con un poco de Resorte – a quienes parecería el tiempo no les hace ningún daño; Testament, que siguen montados en la ola que ha sido su más reciente material Brotherhood Of The Snake (y quienes esperamos sí lancen un nuevo disco este año como ha anunciado Chuck Billy).

IMG_3692.JPG

Ya en medio de la tormenta Refused tomó el Hell Stage. No se hicieron esperar las capas de plástico para tratar de proteger de la lluvia en medida de lo posible las pertenencias de los asistentes, y algunos pocos comenzaban a desistir. Pero ni la lluvia iba a detener a los que habían esperado tantos años la visita de Refused. Grandes momentos se vivieron durante el show de los suecos, además de escuchar clásicos como “The Shape Of Punk To Come” o “Refused Are Fucking Dead”. Por un lado tocaron una nueva canción que seguramente formará parte de su siguiente disco, en el que están trabajando desde el año pasado; y por otro el breve homenaje a Slayer al tocar un fragmento de “Raining Blood”, tal vez inspirados por la lluvia del momento, pero el sentimiento que generó fue muy profundo.

Para continuar, el turno de Dead Cross – uno de los proyectos más jóvenes del festival – pero cuyos miembros acumulan una experiencia de más de 50 años en la música. Conformada por Michael Crain y Justin Pearson, de Retox, y Mike Patton y Dave Lombardo demostraron que la etiqueta de ser una banda de hardcore les queda chica. Una presentación visceral de una banda que a pesar de tener sólo dos años tocando juntos suena tan amarrada como aquellas que llevan tocando más de treinta.

 Mastodon

Mastodon

A Mastodon también lo tuvimos que dejar al pasar tres canciones, pues al otro extremo se presentaba Bad Religion. De los primeros, cabe destacar el impulso que le siguen dando al disco Emperor Of Sand del año pasado, y que es una banda que valdrá la pena seguir este verano en su gira junto a Primus.

Bad Religion dieron cátedra de cómo administrar una posición en un festival: 21 canciones en una hora con un set que abarcó 12 de sus 16 discos. Tras once años de estar alejados de los escenarios en México, sin duda cada uno de los que llegaron a corear sus canciones al abarrotado escenario Alternative se fueron satisfechos por la entrega tanto de Greg Graffin y compañía, como del mismo público al que ya la lluvia le daba lo mismo. Bad Religion se despidió con “Fuck Armaggedon… This Is Hell”, lo que nos recuerda un poco el estado del mundo en la actualidad, aún cuando ya pasaron 36 años del lanzamiento de esa canción.

 Deep Purple

Deep Purple

Deep Purple fue el encargado de cerrar el Heaven Stage este primer día del Hell & Heaven, y se les hace justicia poniéndolos al frente de una festival ha reunido a tantos músicos que siguen su legado tras cincuenta años de carrera. Ian Paice, Roger Glover e Ian Gillan, acompañados por los “jóvenes” Steve Morse y Don Airey se alejan de la imagen de ser una banda para el Auditoria Nacional y dar a los asistentes un show que aunque no tuvo un eje principal, se enfocó más en canciones del Machine Head, además de hacer un homenaje al fallecido Jon Lord al tocar “Uncommon Man”, del disco Now What!?. Justo en esta hora se notó una suerte de desacierto por parte de quienes armaron la logística al poner a los ganadores del Road to H&H 2018 a cerrar al mismo tiempo que Deep Purple, pues se les quita mucho público que podría haber disfrutado de la psicodelia de The Wicked Ones, quienes esperamos sigan con la marcha con la que han andado hasta hoy.

 Scorpions

Scorpions

Scorpions dieron cierre al 4 de mayo, expertos también en satisfacer al público mexicano, no sólo se dieron el lujo de tocar muchos de sus más grandes éxitos, si no que también dieron lugar al baterista Mikkey Dee al tocar una versión de “Overkill” de Motörhead, banda con la que estuvo desde 1992 y hasta la muerte de Lemmy en 2015. Así concluyó el primer día del Hell & Heaven Fest 2018, pero muchos sabían que lo mejor estaba por llegar.


Encuentra a Jorge Hermosillo en Twitter como @nose_quemadres. Y lo puedes escuchar todos los viernes a las 00:00 en Apparatus.

Hell & Heaven Fest: crónica del sábado 5 de mayo

Hell & Heaven Fest: crónica del sábado 5 de mayo

El día en que muera la música, "Beyondless" de Iceage

El día en que muera la música, "Beyondless" de Iceage