[EXTRACTO]: LCD Soundsystem demuestra que el 'American Dream' sí es posible

[EXTRACTO]: LCD Soundsystem demuestra que el 'American Dream' sí es posible

lcdamericandream.jpg

Dicen que "el que persevera, alcanza". Al final no es más que el impulso de no dejarse fallecer en los esfuerzos de trascender, de avanzar. Esta ideología ha sido retomada en repetidas ocasiones, y fue incluida por Thomas Jefferson en la declaración de Independencia de los Estados Unidos, de donde se extrajo la idea del llamado "Sueño Americano". En 2017, LCD Soundsystem, leyenda viviente del "nuevo milenio", retoma esos ideales en su material que lleva justamente esa utopía por nombre: American Dream (2017, DFA Records).Tras anunciar su separación posterior al lanzamiento del This Is Happening (2010, DFA Records), y concluir su ciclo con una épica presentación de casi cuatro horas en el Madison Square Garden, que se documentó en Shut Up and Play the Hits (2012, Pulse Films), LCD Soundsystem se retiró en la cumbre de su éxito y sus miembros emprendieron campañas personales: James Murphy a la cabeza de DFA Records, Nancy Wang trabajando con él en The Juan MacLean y Tyler Pope con !!!.

Fue tal el éxito de LCD Soundsystem que a Murphy se le abrieron miles de puertas: desde producirle a Arcade Fire, los Yeah Yeah Yeahs y Pulp hasta trabajar con David Bowie. Su relación con el "hombre de las estrellas" comenzó cuando Murphy remezcló el tema "Love Is Lost", posteriormente produjo el tema homónimo del cuarto lanzamiento de Arcade Fire, que cuenta con una colaboración de Bowie, y cuando casi produjo Blackstar (2016, ISO Records), álbum en el que Murphy al final solo dio percusiones a los temas “Sue (Or in a Season of Crime)” y “Girl Loves Me”. Fue esta relación la esencial para que LCD Soundsystem volviera a las andadas.Murphy se sentía incómodo escribiendo nueva música, él no concebía a la banda haciendo un regreso y menos aún después de la manera tan perfecta en que desaparecieron. Bowie le dijo que si eso lo hacía sentirse incómodo, era justo lo que debía hacer: Enfrentar su inconformidad con un regreso; mas dudo que el mismo camaleón dimensionara lo que American Dream sería.

"Oh Baby, You're having a bad dreamHere in my arms"

Con esta línea da inicio el American Dream, con un gentil susurro que se le da a una pareja que no encuentra la calma en los dominios de Morfeo. Y no podría haber una mejor manera de comenzar la cuarta producción de los neoyorquinos, pues esta línea se complementa con aquella frase final de "Home", tema final de This Is Happening: "And so Goodnight", una frase perfecta para la que parecía la despedida de LCD, pero que sólo marcó el inicio de un sueño del que ahora nos despiertan.

 

"I remember when we were friendsI remember calling you friend"

El punto más álgido del álbum se alcanza justo a la mitad, cuando se torna necesario darle vuelta al vinilo. "How do you sleep?" es una oda que supera los nueve minutos y retrata de forma onírica la tortuosa relación de James Murphy con Tim Goldsworthy, co-fundador de DFA Records. Con un beat lúgubre y repetitivo, digno de la primera entrega de la “Trilogía de Berlín”, el "In hiding, where there's more for you. There's more for you" remite al lamento de "Licht und Blindheit" que adoptamos como propio hace más de 35 años. Y justo a media corrida, se presenta un cambio de pista que lo transforma todo en un mantra bailable:"One step forward and six steps back" se repite hasta desvanecerse y volverse uno con el silencio.

 

Con siete años de hiatus entre lanzamientos de estudio, la madurez de los miembros de LCD Soundsystem queda explícita en los temas de American Dream. Ya no son más la "escoria norteamericana" de hace doce años, sino un Lázaro que ha vuelto a la vida para sorpresa de propios y extraños; fueron años de aprendizaje y experiencias que se reflejan en letras densas y música más oscura que sus predecesores. Si lo que querían era un hit, eso no es lo que LCD Soundsystem hace.

 

"I owe you something You talked to me Like I was inside We were just waking up For a hard Interrupt"

Y para muestra, un botón: El épico cierre que "black screen" brinda es el negativo de la clásica "Someone Great" en forma, pero en fondo se trata de otro epílogo para alguien que Murphy apreciaba: su maestro y amigo, David Robert Jones. Sus doce minutos van de la mano con la tonalidad de "how do you sleep?", mientras la voz de Murphy se pierde progresivamente como un lejano eco que le canta al hombre que vino de las estrellas: "Puedes estar en cualquier parte de una pantalla negra". El final del tema consiste en una sección instrumental de cinco minutos que rinde homenaje a otra voz que abandonó este plano: la de Leonard Norman Cohen.

 

El Sueño Americano dice que el éxito se puede alcanzar sin importar el origen, todo se basa en la dedicación de uno. Sin importar si se trata de una persona de treinta años que junta un quinteto para hacer música, un joven de veinte años que compone canciones con su guitarra, o alguien de cincuenta años que busca recuperar su merecido lugar entre una camada de hambrientos jovenes. El camino no es fácil, está lleno de contratiempos y cambios, pero los diez temas en colectivo de American Dream funcionan como un motivante para todos los que atienden el llamado: Si ellos pudieron hacerlo, ¿Por qué nosotros no?

#LitAsFuck recomienda la poesía de Carlos Drummond de Andrade, el poeta del mundo maquinal

#LitAsFuck recomienda la poesía de Carlos Drummond de Andrade, el poeta del mundo maquinal

Digitalism en la #SemanaIR. Una sesión anestésica para el alma