¿Existen dos Irlandas?

¿Existen dos Irlandas?

 Foto vía: Charles McQuillan Getty Images

Foto vía: Charles McQuillan Getty Images

¿Un país de primer mundo sigue dividiendo a sus ciudadanos con un muro? Seguro que si visitas Irlanda, no te darás cuenta de que en múltiples ocasiones cruzaste una frontera internacional entre Reino Unido y la República Irlandesa.

Así es: existen dos Irlandas con diferentes monedas, gobiernos y sociedades. La división de los dos territorios ocurrió hace casi cien años, después de una revuelta de los ciudadanos contra el gobierno inglés. En 1921, el sur se convirtió en un Estado independiente, conocido después como la República de Irlanda; mientras que Irlanda del Norte permaneció como territorio del Reino Unido.

Los ciudadanos están divididos en dos bandos. Unos se denominan nacionalistas asociados con la religión católica y buscan la unificación de una Irlanda independiente; mientras que los leales a la corona están asociados con la religión protestante y tienen deseos de permanecer como parte del Reino Unido. Hay que recalcar que éste no es sólo un problema basado en ideologías religiosas, sino que ha logrado transformarse en un discurso político, mismo que ha permeado incluso en aquellas generaciones que no vivieron el conflicto armado en carne propia.

 Foto vía: Business Insider

Foto vía: Business Insider

De 1968 a 1998 ocurrió en Irlanda del Norte un conflicto interno conocido como “The Troubles”, en el cual, por más de 30 años, grupos paramilitares condujeron bombardeos y asesinatos a lo largo del país; ocasionando la muerte de más de 4,000 personas y el daño físico y mental de otros miles. Sin embargo, la violencia no terminó después del tratado de paz. Por otro lado, tampoco se disipó el disgusto público sobre los actores políticos encargados de crear un gobierno incluyente para evitar un nuevo conflicto.

La paz en Irlanda del Norte se manifiesta en la división. El gobierno decidió implementar temporalmente muros o “líneas de paz” que dividen las comunidades, en aras de evitar crímenes de odio. Al lograrse que estas barreras calmaran las agresiones entre bandos, no se intentó eliminarlas. Sin embargo, es importante destacar que, aunque ya no hay bombardeos y disparos por las noches, la sociedad permanece segmentada.

Actualmente hay 108 muros ubicados en zonas clave de todos los condados del Norte. En estos espacios se habían presentado anteriormente asaltos, violaciones sexuales e incluso asesinatos entre los grupos opositores. Algunos muros están cerrados permanentemente, pero también existen otras líneas de paz que cierran a una determinada hora del día.      

La barrera más conocida se encuentra ubicada en la ciudad de Belfast y tiene la función de separar a dos grupos de ciudadanos todos los días; específicamente a las 7 de la noche, que es a la hora en que se cierra. Del lado de Falls Road se encuentran los católicos mientras que en Shankill Road, se conglomeran los protestantes.                                                                                                   

Definitivamente, todos estos actos impactan de manera negativa a un país que debería de optar por un discurso multicultural. Segregar a una misma ciudadanía implica exaltar las diferencias sin lograr un diálogo civilizado entre las partes del conflicto.

 Foto via: Huffpost

Foto via: Huffpost

 

“El Muro de Berlín tuvo que caer para que Alemania se normalizará. Hemos normalizado Belfast sin derribar los muros”.

Jonny Byrne

 

 

 

Irónicamente, estas supuestas “líneas de paz” son responsables de la pérdida de vidas y oportunidades. En Belfast, tanto el hospital como los bomberos se encuentran en la zona protestante de la ciudad. En caso de ocurrir una emergencia, si sale una ambulancia del lado católico al hospital, se tardaría más de una hora en llegar a su destino final. Sin embargo, si esta barrera de paz no existiera, la ambulancia podría llegar al hospital en tan sólo cinco minutos.

Otro ejemplo interesante es el caso de los parques públicos con barreras, ya que eso convierte a Irlanda en el único país de Europa que divide a los niños para jugar. Cuando se llevan a cabo eventos deportivos de rugby o fútbol, las líneas se cierran para prohibir la entrada a comunidades ajenas. Incluso durante las celebraciones de los 60 años de mandato de la Reina Isabel II, de un lado de la línea podían observarse carteles de apoyo y admiración para la nobleza inglesa, mientras que del otro lado había pancartas con frases como “God fuck the queen”, claras muestras de desprecio hacia la monarquía.

Por otro lado, estas barreras también se han convertido en una atracción turística para los visitantes, ya que sobre ellas pueden observarse diferentes mensajes emotivos que aluden a una futura unificación. Sin embargo, existen muchas personas que, al vivir fuera de Europa, desconocen la situación precaria del país.

Asimismo, en ciertas partes de este muro conocido como "la pared internacional” se han designado espacios sobre los cuales las personas pueden manifestarse periódicamente al realizar graffitis que aluden a diferentes temáticas. Por ejemplo, en alguna ocasión se observó una pieza que aludía a la situación de México con relación al muro que Donald Trump pretende construir.  

En 2016, la primera barrera de paz se eliminó en la ciudad de Derry. Sin embargo, la mayoría de la población estaba en contra de esta medida, argumentando que  tendría repercusiones en la seguridad de los ciudadanos. En este aspecto, es evidente que dentro de la población del norte aún se manifiesta tanto el miedo como el resentimiento al “otro”. En realidad, la mayoría de los jóvenes que ni siquiera vivieron en tiempos del conflicto, nunca ha tenido una conversación sustanciosa con alguien de la otra comunidad y de hecho, han sido víctimas o agresores de actos físicos o verbales contra un completo desconocido.

 Foto via: Darren Mclouglin

Foto via: Darren Mclouglin

Sin embargo, se empieza a percibir un discurso político que intenta transformar la desoladora realidad que se vive al interior. En semanas recientes, el Departamento de Justicia decretó que para el año 2023 se eliminarán todas las líneas de paz. Esta acción se percibe como un intento político para mejorar la imagen al exterior, pero no para sanar las heridas entre sus habitantes. En caso de que se eliminen las líneas de paz, se experimentará en los próximos meses disgusto y manifestaciones por la mayoría de los irlandeses, ya que muchos no desean el cambio.

Donald_trumppng

La situación que se vive entre Estados Unidos y México no es tan diferente, ya que cada vez más se buscan implementar barreras físicas y simbólicas que resalten lo que nos hace diferentes. Múltiples tweets y discursos de Trump han llenado nuestras pantallas; crímenes de odio ocurren a diario en Estados Unidos contra hispanos, manifestando que no pertenecen al país y que necesitan irse.

El odio y la separación no son decisiones esporádicas; llegan a convertirse en imposiciones ideológicas que trascienden políticas, fronteras y realidades. ¿Acaso la única forma para alcanzar la paz será dividir?

 Foto vía: Street Art News

Foto vía: Street Art News

Los clósets que se forjaron con hierro

Los clósets que se forjaron con hierro

El pueblo pide paz, los líderes eligen guerra: Israel vs Palestina

El pueblo pide paz, los líderes eligen guerra: Israel vs Palestina