El Imperial apaga su cartelera

El Imperial apaga su cartelera

 Foto vía: Bombanoise

Foto vía: Bombanoise

El pasado 7 de julio, El Imperial hizo una fiesta para celebrar sus 10 años de vida. Sin embargo, nadie esperaba lo que Atto Attie y Jorge González, dueños del lugar, dirían mientras se llevaba a cabo la celebración. Mencionaron que esa noche sería la última vez que el recinto abriría sus puertas. No dieron los motivos de tal decisión, sólo agradecieron la participación de todas las personas que hicieron posible que el lugar se mantuviera abierto.

Localizado en Alvaro Obregón 293, Col. Roma, El Imperial tuvo como misión ser un nuevo foro para las bandas emergentes mexicanas y así darles una oportunidad para darse a conocer al público. Bandas como: Hello Seahorse!, Enjambre, Los Daniels, Ruido Rosa y Quiero Club alguna vez se dieron cita en este lugar. Aunque su escenario no se limitó exclusivamente a estas bandas, ya que Café Tacvba, Molotov, Fobia y Natalia Lafourcade también llegaron a pisar ese escenario. Incluso contó con la presencia de artistas extranjeros como los DJ sets de Happy Mondays, Bloc Party, Foals y Chino Moreno, al igual que las presentaciones de Planeta No, Daniella Spalla, Thieves Like Us, Desert Dolls, La Femme y Los Planetas.

Durante este periodo, El Imperial fungió como una casa para Ibero 90.9 gracias a los vínculos que existían entre estas dos instituciones, pues este recinto recibió con los brazos abiertos las propuestas provenientes de la estación. Entre éstas, los DJ sets de locutores y programas: Anna Stephens, Dabidson, Durban Poison, Esa Mi Pau, Los Morrisey, Makow, Ro Casarín, Raw Power, Triste Turno y Uriel Waizel, que siempre ponían a bailar a más de un asistente. Algo más que siempre recordaremos son las sesiones curadas por Mercado Negro, las cuales se llevaban a cabo algún miércoles de cada mes y en las tocaban tres bandas emergentes de la escena latinoamericana. A lo largo de este lapso, llegaron a presentarse: Monsieur Periné, MKRNI, Lao, Big Big Love, O Tortuga, Capullo, Joliette, LNG/SHT Odisseo y Little Jesus.

Aquel lugar, que fue escenario de alguna edición del Festival Marvin y sirvió como centro de descanso para los rescatistas del S19, no volverá a abrir sus puertas. No volveremos a ver su cartelera luminosa, no volverán a deslizarse sus cortinas de terciopelo rojo, ni se encenderán sus candelabros. Hoy, todas esas noches de música, amigos y fiesta quedarán como un grato recuerdo, no sin antes decir: ¡Gracias Imperial, por estos 10 años!

Como un recuerdo a la memoria, aquí están los flyers de las sesiones antes mencionadas.

Derrumbe en la CDMX: desastre anunciado

Derrumbe en la CDMX: desastre anunciado

Un grito que tardó 18 años en llegar

Un grito que tardó 18 años en llegar