El sonido todo en uno de Nathaniel Rateliff & the Night Sweats

El sonido todo en uno de Nathaniel Rateliff & the Night Sweats

El espíritu del soul, del blues, del gospel y del jazz se ha mantenido presente hasta nuestro días como parte fundamental de la identidad estadounidense, como herencia cultural para el mundo, y como un recordatorio de épocas difíciles que se pueden superar mediante la música, el trabajo, pero sobre todo de la aceptación de la tragedia. Ahora el Corona Capital nos trae a Nathaniel Rateliff, un artista único que con sus Night Sweats ha logrado mantener hasta nuestros días y desde 2015 el espíritu de los géneros tradicionales americanos, creando con la ayuda de su banda y de su inigualable voz, un grupo que promete quedar estampado en los anaqueles de la historia junto con otros artistas fieles a su raíces como Lynyrd Skynyrd o The Alman Brothers.

En 2015 Jimmy Fallon descubrió el talento de Rateliff gracias a un video otorgado por un amigo en el que se veía al cantante originario de Missouri interpretando uno de sus sencillos más populares: S.O.B, que habla sobre sus problemas con el alcoholismo, y Fallon inmediatamente quedó encantado e invitó a Rateliff a su programa, de esa manera disparando una fama que hasta esos momentos se había quedado atrapada en Denver, pero también dando a conocer la peculiar historia que le da autenticidad a su música: la historia de una serie de hombres sencillos que sólo disfrutan componiendo y que cantan para dejar atrás sus problemas, pues la base fundamental de la música de los Night Sweats es el superar los tiempos difíciles que han existido desde la muerte del padre de Rateliff cuando era muy pequeño, hasta su alcoholismo o el cáncer de su bajista Joseph Pope III, bajo el tinte de la educación musical tradicional de Rateliff que estuvo en grupos de Gospel con sus padres de pequeño y fue introducido al mundo de las percusiones con sólo 7 años de edad.

2015 sorprendió con la evolución del cantante, sobre todo a los que han seguido de cerca su carrera musical y fueron testigos de su etapa de rock pesado con Born in the Flood (su primer grupo con Pope III) que se acabó transformando en The Night Sweats. A pesar de todo, sus combinaciones de géneros y estilos se pueden aún notar en su música que fluye entre jazz, blues, country, gospel e incluso aún ciertos trazos de rock que marcó el inicio de su carrera. El primer disco homónimo de The Night Sweats, publicado en dicho año, es un claro homenaje al country profundo del sur de los Estados Unidos, desde la instrumentalización que mezcla la clásica guitarra y bajo con saxofones y teclados, nos remite a algún punto frío y caluroso en el desierto, a estar rodeados de un ambiente de soledad y contemplación mientras el sol se esconde detrás de los temas alegres pero también profundamente melancólicos, bailables pero a la vez perfectos para un cansancio profundo. El primer álbum tiene claras influencias de jazz y de blues, pero aún se conserva más en el género puro de country o rock sureño, caracterizado por la inigualable voz de Rateliff, cargada de melancolía, esperanza y fluidos tonos que le hace sobresalir dentro del género; un himno a su infancia que sale desde los mismos cimientos de tierra caliente.

A diferencia de su primer álbum, “Tearing at the Seams” es una oda a los géneros que marcaron su vida, esta vez desde su infancia cargada de Gospel y de discos pertenecientes a su padre de los Alman Brothers, hasta su etapa de rock pesado con Born with the Flood. Es toda una experiencia emotiva y sensorial escuchar “Tearing at the Seams”, pues desde el primer tema: “Shoe Boot” con cargados tonos de jazz y una referencia clara al soul de la post-guerra, hasta el último homónimo al disco y que resulta una perfecta despedida, melancólica y esperanzadora como los primeros trabajos del grupo, su último álbum es un viaje a través de la historia musical americana y de los géneros que la han marcado, con un poco para todos los gustos, sea Blues con influencias de la música hipnotizante de los años sesentas en “Baby I lost my way”, o rock mezclado con R&B, vestigios de su primer agrupación con “Intro”, Rateliff logra crear una sinfonía de géneros que promete un futuro musical legendario para su agrupación, pues su música a fin de cuentas está escrita junto con la historia.  

Nathaniel Rateliff and The Night Sweats se presentan el domingo 18 de Noviembre, en el Corona Capital, y definitivamente son una experiencia que se debe de tener.

No al estigma de abusos y depresión en hombres: Peter Hook

No al estigma de abusos y depresión en hombres: Peter Hook

Adiós al 'Frank Sinatra francés': Charles Aznavour

Adiós al 'Frank Sinatra francés': Charles Aznavour