¿Es el fin de la guitarra eléctrica?

Tiene seis cuerdas y tuvo sus orígenes en las culturas del mediterráneo. Sus melodías y acordes han adornado diversos estilos musicales a lo largo de la historia, y es uno de los instrumentos musicales más reconocibles. Desde el siglo pasado la guitarra se volvió eléctrica, y es de suma importancia en los géneros de blues y en lo que después se le llamó rock. Sin embargo, este instrumento que a partir de la segunda mitad del siglo pasado se consideraba relativamente indispensable en la industria de la música, hoy por hoy tiene un panorama poco favorecedor, según el artículo de Geoff Edgers del Washington Post, Why my guitar gently weeps. El texto describe la manera en la cual la industria de manufactura de guitarras se las está viendo negras.

El trabajo de virtuosos como Hendrix y Clapton le dieron al instrumento un lugar legendario, lo cual también hizo de la guitarra un instrumento muy popular, sobre todo en la era en la cual reinaba el rock. Con los solos y los acordes el guitarrista generaba una magia inalcanzable para el resto de los miembros de la agrupación.

Edgers incluye en su texto entrevistas con prominentes vendedores de guitarras, ejecutivos de la industria y figuras musicales como Sir Paul McCartney. El principal asunto causante del declive en popularidad de la guitarra eléctrica según Edgers, quien a la vez cita a George Gruhn –el mismo que llegó a venderle guitarras a figuras que van desde Clapton a Taylor Swift– es la ausencia de los ídolos del instrumento, personajes como Eddie Van Halen que inspiren a jóvenes a emularlos. 

 

Asimismo, empresas como Gibson y Fender, creadoras de las Les Paul y Stratocaster, respectivamente, se encuentran endeudados. El artículo describe que Gibson vio una reducción en sus ganancias anuales de 2.1 billones a 1.7 billones los últimos tres años, y que nuevos proyectos como una guitarra que se afina sola no tuvieron el resultado salvador que se esperaba.

Según Dan Auerbach, guitarrista y vocalista de The Black Keys: “Tiene que ver con lo que está en el top 20”. Actualmente el top 100 de Billboard, se compone de canciones pop, hip hop y música electrónica, con nombres como Bruno Mars, Calvin Harris y Kendrick Lamar. En primer lugar se encuentra Despacito. Y si bien las guitarras no están del todo ausentes entre los principales hits, parece difícil que Ed Sheeran y Shawn Mendes inspiren a una generación a soñar con tocar solos con una Les Paul, lo cual se relaciona con el hecho de que las guitarras acústicas ahora venden más que las eléctricas.

Según Edgers, queda claro que los días en los que la guitarra eléctrica se vendía como Pan Caliente han quedado en el pasado, probablemente como consecuencia de cambios en el panorama musical. Un aspecto interesante que menciona Edgers al entrevistar a Paul McCartney, quien recuerda que al presenciar a Jimi Hendrix interpretar “Foxy Lady”, es la novedad que representaba en ese contexto una guitarra eléctrica. No puede negarse que hoy en día difícilmente representa novedad, sino todo lo contrario, y que musicalmente, quizás lo electrónico está reemplazando a lo eléctrico.    

 

La introspección al bailar: Austra en la #SemanaIR

#LitAsFuck recomienda la poesía de Carlos Drummond de Andrade, el poeta del mundo maquinal

#LitAsFuck recomienda la poesía de Carlos Drummond de Andrade, el poeta del mundo maquinal