#Cariñito909: De ‘Forever Alone’ al ‘Club de los Enamorados’

Todos sabemos que cuando llega febrero las parejas se multiplican y es imposible escapar de la cursilería en cada esquina. Claro, odiamos a esas parejitas que nos escupen su amor eterno porque nos recuerdan que desde hace un tiempo nuestra relación más estable ha sido con Netflix. Y aunque odiamos los estereotipos, no podemos negar que nos han sacado varias risas. Por eso para los ‘forever alone’ tenemos una selección de poemas para que dediquen, según el estereotipo de esa chica especial con la que les gustaría unirse al club de los enamorados.

 

La teta

Es la niña de la casa, visítela sabiendo que antes de seis meses no va a pasar más allá del sofá de la sala.  Es una romántica empedernida, amante de las novelas de Nicholas Sparks. Ella nunca reprobó una materia, es la chica a la que todos conocíamos como ‘Cenicienta’ porque la fiesta se le acababa a las 12 en punto. Saltará a su mano, derretida de amor, con un par de rosas rojas y un osito de peluche. Invítela a ver una película, “The Notebook” nunca le va a fallar, está en el top de sus películas favoritas (con esta chica hay que ver toda la película, sea paciente).

http://giphy.com/gifs/love-black-and-white-crying-IMznbyWhsTEoE

Poema para dedicarle a la Teta:

 

Amor Eterno

Podrá nublarse el sol eternamente;

Podrá secarse en un instante el mar;

Podrá romperse el eje de la tierra

Como un débil cristal.

¡todo sucederá! Podrá la muerte

Cubrirme con su fúnebre crespón;

Pero jamás en mí podrá apagarse

La llama de tu amor.

     Gustavo Adolfo Béquer.

 

La hipster

Es esa chica que fue amante del café pero decidió pasarse al té. Ella es alterna por decisión propia. Si es heterosexual, se enorgullece en afirmar que se volvería lesbiana por una noche con Emma Watson. Se considera muy culta; generalmente habla inglés, algo de francés y le encantaría hablar portugués, pero está muy ocupada tratando de aprender japonés. Vive por el arte y lo demuestra como puede: su casa parece una tienda de museo. Invítela a cuanta exposición haya, a todos los museos y conciertos que pueda. Encuéntrese con ella en algún café de la Roma o vayan a la cineteca a ver alguna película independiente. Dígale que en su casa los ingredientes están listos para que cocinen una receta exquisita que vio en Buzzfeed. Justo después del 4.20 léale algún cuento de Julio Cortázar, o el capítulo 7 de Rayulea, y dígale que ella es todo un cronopio, caerá rendida a sus pies.

 

Poema para dedicarle a la Hipster:

Capítulo 7 

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

     Rayuela, Julio Cortázar.

 

La hippie abraza árboles

Para esta chica todo tiene un significado más profundo, así que paz y buenas vibras con ella. Procura a la ‘pachamama’ sobre todas las cosas.  Es defensora a muerte de los animales y promotora de campañas por la recuperación del medio ambiente. No se extrañe si se niega a soltar la llave del inodoro, ella siempre quiere ahorrar agua.  Aunque siempre está preparada para el 4.20, a ella le mueve más la onda del temazcal y los rituales espirituales con plantas poderosas. Está convencida de que que no hay nada mejor que la meditación y va a hacer hasta lo imposible porque usted se inicie en ésta práctica, nada de refunfuñar cuando lo despierte a las cuatro de la mañana para saludar al sol. Si la invita a cenar no olvide pedir su bebida sin popote, de lo contrario toda la cena le va a dar lata sobre la muchas tortugas que murieron por su culpa. Llévela a acampar a algún lugar en medio de la naturaleza y aguántese las picaduras de mosquito, el repelente es un crimen ecológico.

 

 

Poema para dedicarle a la Hippie Abraza Árboles:

 

12

Se miran, se presienten, se desean, se acarician, se besan, se desnudan, se respiran, se acuestan, se olfatean, se penetran, se chupan, se demudan, se adormecen, despiertan, se iluminan, se codician, se palpan, se fascinan, se mastican, se gustan, se babean, se confunden, se acoplan, se disgregan, se aletargan, fallecen, se reintegran, se distienden, se enarcan, se menean, se retuercen, se estiran, se caldean, se estrangulan, se aprietan, se estremecen, se tantean, se juntan, desfallecen, se repelen, se enervan, se apetecen, se acometen, se enlazan, se entrechocan, se agazapan, se apresan, se dislocan, se perforan, se incrustan, se acribillan, se remachan, se injertan, se atornillan, se desmayan, reviven, resplandecen, se contemplan, se inflaman, se enloquecen, se derriten, se sueldan, se calcinan, se desgarran, se muerden, se asesinan, resucitan, se buscan, se refriegan, se rehúyen, se evaden y se entregan.

Oliverio Girondo.

 

La fresa

Es una chica de hashtags y selfies. Siempre anda enterada de las últimas tendencias. Habla en perfecto spanglish y sueña con ser parte de Hollywood. Aunque en la fiesta grite a todo pulmón cada vez que suena un reggaetón, a ella le gusta que le hablen siempre ‘lindo’. Le encanta llevar la cuenta de los días que llevan juntos y va estar siempre presumiendo en facebook su ‘amor eterno’. Llévela a comer al restaurante más caro de Polanco; pase por ella en su coche y asegúrese de bajar bien la ventana (su perfume huele a coma diabético). Dígale siempre que es la más bella del lugar, aunque ella está segura de eso, le encanta que se lo digan. Sorpréndala en Facebook con algún post en el que declare su amor, le encantan las manifestaciones públicas. No se le olvide darle like a todas sus fotos.

Poema para dedicarle a la Fresa:

 

Amor mío, mi amor... Amor mío, mi amor, amor hallado de pronto en la ostra de la muerte. Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte.

Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo los hilos de mi sangre acostumbrada, lo dice este dolor y mis zapatos y mi boca y mi almohada.

Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado.

Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas. Cabellera del aire desvelado, río de noche, platanar oscuro, colmena ciega, amor desenterrado, voy a seguir tus pasos hacia arriba, de tus pies a tu muslo y tu costado.

     Jaime Sabines

La fresomunista

Esta chica lo va a descrestar con sus múltiples críticas a la sociedad. Se pasa las tardes oyendo LP’s de Silvio Rodríguez en su  tocadiscos Crosley. Es la más activista de cuantas causas aparezcan, y no le da miedo defender sus posturas militando valientemente desde Facebook. Dice que se siente incómoda en medio de tanto lujo pero conoce de memoria el menú de cada restaurante de alta cocina que hay en su zona. Ella sufre del síndrome del rico con consciencia social: como ya lo tiene todo, lo único que puede anhelar es la pobreza. Llévela a un buen bar en el centro de la ciudad, pida un buen vino y háblele de lo mucho que le interesa cambiar al mundo, de que no podemos seguir como estamos, que al final, la gente no leyó bien a Marx y usted no quiere rendirse, pero cada día se convence más de que después de conocer el mundo va a terminar su vida en una finca autosustentable en el campo.

http://imgur.com/k1A7wIl

 

Poema para dedicarle a la Fresomunista:

 

Te quiero

Tus manos son mi caricia mis acordes cotidianos te quiero porque tus manos trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía tu boca no se equivoca te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo y tu llanto por el mundo porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola ni cándida moraleja y porque somos pareja que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso es decir que en mi país la gente viva feliz aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos.

     Mario Benedetti.

 

La darks

Esta es la chica a la que le encanta ahondar en preguntas existencialistas: la idea de llevar una vida ‘normal’ le aterra. Tiene una necesidad casi vital de diferenciarse de los demás, por eso se cambia el color del pelo como se cambia los calcetines. Casi siempre viste de negro. Dice que vive por la música o más bien las bandas de rock alternativo (entre menos conocido y más pesado, mejor). Le da gastritis que le digan que la vida es bella y que hay que ser positivo, ella ve el lado oscuro de las cosas, la negatividad es su defensa ante el mundo. Le gusta vivir al límite, le apasiona el club de los 27. Se quedó en el ‘Carpe Diem’, nunca ha entendido el concepto de autoridad ni se preocupa por hacerlo: “los límites existen para transgredirlos”. Ir a hacerse perforaciones y tatuajes es su plan favorito. Aléjese de lo mainstream, con ella sólo funciona lo underground. Llévela al toquín de su amigo músico, preséntele a la banda y tomen cerveza en algún pub.

 

 

Poema para dedicarle a la Darks:

 

Bluebird

 

there's a bluebird in my heart that wants to get out but I'm too tough for him, I say, stay in there, I'm not going to let anybody see you. there's a bluebird in my heart that wants to get out but I pour whiskey on him and inhale cigarette smoke and the whores and the bartenders and the grocery clerks never know that he's in there.

 

there's a bluebird in my heart that wants to get out but I'm too tough for him, I say, stay down, do you want to mess me up? you want to screw up the works? you want to blow my book sales in Europe? there's a bluebird in my heart that wants to get out but I'm too clever, I only let him out at night sometimes when everybody's asleep. I say, I know that you're there, so don't be sad. then I put him back, but he's singing a little in there, I haven't quite let him die and we sleep together like that with our secret pact and it's nice enough to make a man weep, but I don't weep, do you?

     Charles Bukowski.

 

La intelectual

Esta chica no cree en Dios pero cree en Borges. Conoce la vida y obra de todos los nombres que hay en el archivo de la biblioteca. Tiene delirio de profesora, no se aguanta las ganas de corregir lo que hay a su alrededor. Los temas banales la aburren, vaya siempre más allá, a esta chica la mueve la onda de la discusión filosófica. Es amante de los gatos porque hay quien dice que son sabios. Suele tener una seria adicción al cigarrillo y al café. Las multitudes la espantan, por lo que puede ser algo ermitaña, prefiere conocer el mundo por sus referencias literarias. Es la más feliz viviendo al máximo el cliché ‘intelectual’: invítela a pasar la tarde en casa leyendo poesía mientras oyen Jazz y se toman una botella de vino.  

Poema para dedicarle a la Intelectual:

El Amenazado

Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir. Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. ¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?

Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz. Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz,

 

la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles. Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar. Ya los ejércitos me cercan, las hordas. (Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.) El nombre de una mujer me delata. Me duele una mujer en todo el cuerpo.

     Jorge Luis Borges.

Y así podríamos seguir con los estereotipos y los poemas, sabiendo que los estereotipos no funcionan porque una persona no es un estereotipo, si algo, será un poco de muchos. Por ejemplo, los ‘hipsters’ alegan oponerse a lo mainstream, pero eso se lo dejé a la ‘darks’. Y es que había pensado en darle el poema de Girondo a la hipster, pero luego no encontraba un poema ‘ideal’ para la hippie; y de pronto entendí que no conocía al primer hipster que no estuviera enamorado de Cortázar (obvio, es Cortázar), porque al final los hipster pueden ser muy oposición de lo mainstream, pero son los más amantes del cliché literario, de cine, de pintura, etc.. ¿no?  Así que mis ‘Forever Alone’, apaguen Netflix, rompan los estereotipos, lean a los poetas y salgan a la calle a buscar a esa chica para ese poema.  

#Cariñito909: Canciones de banda millennial para el día de San Valentín

#Cariñito909: ¿El amor es química pura?