Apoteosis lírica de fin de semana, Poesía en Voz Alta 2018

Apoteosis lírica de fin de semana, Poesía en Voz Alta 2018

  Casa del Lago Juan José Arreola

Casa del Lago Juan José Arreola

Las nubes atestaban el cielo y se esparcían juguetonamente por el lienzo de la otrora "región más transparente", bailaban con un pudoroso sol que se escondía y ensimismaba. La lluvia asomaba su rostro que amenazaba con sabotear el fin de semana de millones de capitalinos, sin embargo las condiciones climáticas fueron, digamos, óptimas. Tláloc estuvo sosegado, pero activo. Ráfagas de chipi chipi que nos emparentaban con la sempiterna lluviosa metrópoli londinense y el aroma a petricor que se esparcía como un bálsamo etéreo. La Casa del Lago lucía una atmósfera ensoñadora e ideal para albergar el epicentro lírico que entraña Poesía en Voz Alta 2018.

Entre cientos de puestos que ofrecen otro tipo de poemas como los insignes chicharrones preparados u ofertan aguas, refrescos, botanas y maquillajes estrambóticos, miles de personas buscan un remanso ante el fantasma de la cotidianidad. El Bosque de Chapultepec es un oasis para aquellos que huyen del caos que aqueja la vida en la urbe de hierro. El espíritu de la poesía se apoderó de los recovecos del antiguo refugio de Juan José Arreola y se expandió para dotar de una dimensión ritual primigenia a los asistentes a la verbena lírico-poética. 

La presencia del hip hop acompañó a su hermana la poesía, hombro con hombro, estas dos manifestaciones del espíritu humano congregaron a miles que ansiosos esperaban escuchar a las figuras consagradas de la escena, pero también a las semillas que, posteriormente, serán el relevo de los pilares actuales. La tarde del sábado 11 de agosto fue una comunión que ponderó por encima de todo a la palabra. 

 El público a la espera de  Danger, Aczino y Hernán Andablo . Imagen vía:  Ibero 90.9

El público a la espera de Danger, Aczino y Hernán Andablo. Imagen vía: Ibero 90.9

Pantalones holgados, entubados, gorras, mochilas, playeras con tipografías de graffiti wild style: fue inevitable los asistentes al pandemónium poético-hiphopero  fueron variopintos. El aroma a yerba se difuminaba entre curiosos asistentes, fanáticos del género o entusiastas de las letras, que departían mutuamente y comenzaban a calentar el spot que se empezó a caldear con la celebración del certamen abierto de free style. DJ Diavlid fungió como anfitrión de la mini competencia cuyo fin fue la de encontrar al mejor improvisador amateur. El jurado estuvo compuesto por Danger, Aczino y Hernán Andablo.

Dentro del menú poético y de improvisación destacó el encontronazo que tuvieron los ya mencionados Andablo (Trío Amanecer Huasteco), Aczino y Danger, puro regodeo de inventiva, líricas afiladas, jocosas y transgresoras. El sabor y la algarabía del son se enfrentó a los implacables beats y barras que tiraron en tándem el Aczino y Danger.

Si una palabra tuviera la capacidad de englobar toda la experiencia de Poesía en Voz Alta 2018, indudablemente, sería comunión. Con los ánimos por el aire le tocó el turno a la contienda de Secretos de Sócrates, el combate enfrentó a Faruz Feet y Proof, quienes tiraron barras personales y directas, puro punch directo al hígado. Previamente, Ximbo se puso en la piel de la gran Rosario Castellanos, por su parte, Danger encarnó a Juan José Arreola, quienes se encararon en una pelea lírica que arrancó vítores y carcajadas, en suma la poesía y el flow estaban en la casa. 

Con la llegada del crepúsculo se avecinaban los platos fuertes, el grueso del público se mantenía firme a la expectativa de más beats, flow y fiesta. Irregular Vision y Mime 871 mantuvieron el calor y dejaron todo listo para la aparición de los pesos pesados: Hispana (Mamba Negra) y la Banda Bastón

La masa se movía como un ser amorfo, se balanceaba de un lado a otro como si estuviera montada en un columpio. Como serpientes hipnóticas hilos de humo se deslizaban por doquier, labios secos, aroma a Four Loko y a cerveza quemada, parejas en plena faena amatoria (los besos son el mejor lenguaje poético), lascivia lingüística y auditiva, puro éxtasis. Poesía en Voz Alta 2018 tuvo el acierto de acercar la literatura a la vox populi mediante una de las expresiones populares más arraigadas dentro de la juventud mexa, obviamente me refiero al hip hop. Nuevamente, los organizadores dejaron la vara muy alta, sólo resta aguardar un año para saber cómo sorprenderán a su público y a la nueva legión de adeptos que, con seguridad, ganaron este fin de semana (incluídas las diversas actividades itinerantes que culminaron el lunes 13 de agosto). Gracias totales. 

El equipo de @Ibero909FM durante la transmisión en vivo desde Poesía en Voz Alta.

Cinco casas de estudio se unen para conmemorar el #M68 a medio siglo de distancia

Cinco casas de estudio se unen para conmemorar el #M68 a medio siglo de distancia

[Entrevista] Amor y desamor en California: Jungle

[Entrevista] Amor y desamor en California: Jungle