Medicina auditiva, a 20 años de "Ladies and Gentlemen We Are Floating In Space”

Medicina auditiva, a 20 años de "Ladies and Gentlemen We Are Floating In Space”

spiritualized.jpg

¿Qué son 20 años? Desde nuestro punto de vista, pueden ser una vida entera. En 20 años puedes cambiar por completo, en 20 años puedes crear algo que cambie la manera en que las personas ven la realidad. Pero desde el punto de vista de un universo que se expande eternamente y en infinitas direcciones, 20 años es sinónimo de nada; un momento, ni siquiera perdido en el tiempo, no, un momento que ni siquiera fue notado. 1997, en Escocia, un grupo de científicos, después de intentarlo por 277 veces, lograron la primera clonación de un mamífero: Dolly, una oveja. En San Diego, California, 39 personas que pertenecían a una secta llamada Heaven’s Gate se suicidaron, tomaron barbitúricos con jugo de manzana y Vodka: estaban esperando la llegada de un ovni, y para poder abordarlo necesitaban dejar atrás su cuerpo material. Notorious B.I.G fue asesinado. La vida de Lady Di terminó con  un choque aparatoso. En Guadalajara nevó después de 116 años, gracias al fenómeno de El Niño.

El 16 de junio de ese mismo año, la banda inglesa Spiritualized sacó su tercer álbum de estudio: Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space.  

Spiritualized es una banda inglesa creada por Jason Pierce, único miembro inamovible de la banda desde 1990. Para entender de dónde viene es necesario remontarse a Spacemen 3, la banda previa que Pierce fundó con Peter Kember. Aunque en 1982 sonaban a garage punk (muy apegado a The Stooges) la banda evolucionó hacia el noise, space rock y psicodelia (influenciados mucho por el lema "minimal is maximal" de  Alan Vega, frontman de Suicide). A lo largo de su existencia, la banda generó un culto enorme y aún continúa su renombre. Cuando Peter Kember  y Pierce se separaron, el segundo formó Spiritualized con algunos de los miembros que tocaron durante los últimos años en Spacemen 3. Todo esto suena muy técnico, como una clase de historia musical, pero es necesario pues Spiritualized le debe mucho a Spacemen 3 en cuanto a su sonido. 

Poco antes de grabar el disco, Pierce y su novia Kate Radley –tecladista de la banda– cortaron; Radley se había casado en secreto con Richard Aschroft, vocalista de The Verve. La voz de Kate es lo que abre el álbum, un pequeño sample de la llamada telefónica cuando termina su relación con Pierce. Kate dice solamente el título del álbum, pero hay algo en su voz que vuelve esta oración algo simbólico, y al ponerla en contexto nos damos cuenta del peso que albergan estas palabras.

 

“All I want in life’s a little bit of love to take the pain away”, este es el primer verso que se canta en el álbum, con esto Spiritualized augura lo que nos espera en el resto del viaje: una reflexión sobre las drogas, el amor, la pérdida, el dolor y sobre qué hacemos (o, en este caso, qué tomamos) para olvidarnos de este. El título fue tomado del libro “El mundo de Sofía” de Jostein Gaarder; y funciona como un mantra: “estamos flotando a través del espacio a una velocidad inimaginable, y todas las emociones que sentimos son al mismo tiempo tan fuertes como tan insignificantes”.

 Ladies and Gentlemen… mezcla varias influencias: desde Elvis Presley (como lo escuchamos en el track inicial “Ladies and Gentleman…”) hasta los Beatles; del rock psicodélico, al rock espacial, acid rock, góspel, shoegaze y dream pop, dos géneros que en los noventa tuvieron su época de oro. El disco está continuamente subiendo y bajando, casi como si se tratara de un viaje producido por alguna droga, donde hay momentos tranquilos, con canciones como “Ladies and Gentleman…”, “Stay With Me” y “Always”, que abrazan a quien lo escucha y, como una ola de ruido, lo arrastran. Momentos de euforia, catarsis y caos total como en “Come Together”, “Electricity” y la épica de 17 minutos que cierra el álbum “Cop Shoot Cop…”, donde el ruido ya no es una ola sino una tormenta que te golpea. Ladies and Gentleman… debe ser escuchado justo con esta mentalidad, abierta y con la disposición para dejarse llevar con cualquier cosa, pues este es un disco que guarda sorpresas en todos lados, y cada una de ellas es tan grande como es pequeña y tan maravillosa como extraña.

 

¿De qué manera llenamos el vacío que habita en nuestro interior? Para Pierce eran las drogas, pero la aguja le dejaba aún más vacíos. Para cada uno es diferente, así que porqué no tomas aquello que te ayuda a combatir la nada: ya sea tu novia, unas chelas, un libro, un porro, tus amigos, tu perrito. Pon Ladies and Gentleman… y prepárate para descubrir no el secreto del universo, sino una especie de medicina. ¿Qué cura? Todo. Prepárate para el viaje de tu vida.

 El hipnótico álbum homónimo de Portishead

El hipnótico álbum homónimo de Portishead

Expoweed: más allá de forjarse un porro

Expoweed: más allá de forjarse un porro