¡Un grupo de gente tiene el superpoder de controlar la tasa de interés!

¡Un grupo de gente tiene el superpoder de controlar la tasa de interés!

asi_de_facil.png

Parecería difícil creer que, aunque no lo sepas, existe un grupo de gente que está generando que gastes más o menos de tu dinero. Es aún más complicado creer, que les haces caso. Sí, es en serio.

Una de las herramientas más poderosas que tiene el Banco de México, banco central de nuestro país, es controlar el nivel de la tasa de interés de referencia. Para explicar este concepto usaré la metáfora de un coche; me encantan los coches.

Digamos que el Banco de México, tiene la capacidad de acelerar o frenar la economía, tal y como un piloto de coches. Para acelerar necesitas abrir espacio para que entre más gasolina al motor, para frenar cierras ese canal y los discos frenan las llantas. En el caso de la economía, existe una manera para hacer que exista más gasto dentro del país (gasolina al motor) y que de esa manera se acelere la economía. La respuesta: la tasa de interés.

¿Cómo sucede esto?

La gente tiene dos cosas que hacer con su dinero: ahorrar o gastar. No hay más, algunos no podemos tanto la primera, pero esencialmente es eso; o lo guardas o lo usas. Ahora bien, ¿qué te puede empujar hacia gastar tu dinero o ahorrarlo? Respuesta: el beneficio que te dé una o la otra.

 Imagen vía  @blankerwahnsinn

Imagen vía @blankerwahnsinn

Pongamos un ejemplo: Imagina que tienes un hermoso billete de mil pesos en tus manos. Tiene un radiante color morado y Miguel Hidalgo te ve fijamente a los ojos. Por un lado, el Banco XY te dice: “dámelo, yo te lo cuido y además, cada mes te voy a dar cien pesos más (10% de interés)”. Por el otro lado, te alcanza para ir con un amigo al estadio a ver a los Pumas y dispararle una chela a tu cuate. ¿Qué haces? Yo, a pesar de ser extremadamente fan de los Pumas, me sacrifico si el mes que entra voy a tener $1,100 pesos, sin haber hecho nada. Ahora, modifiquemos la primera opción. El Banco XY, se ve influenciado por la tasa de referencia que impone el Banco de México (Banxico) y dice: “dame tu dinero, yo te lo cuido y el mes que entra te doy treinta pesos (3% de interés)”. Bueno, bueno, bueno. En este caso creo que mejor sí voy a gastar mi dinero, dárselo a los Pumas y al vendedor de cervezas. Ellos a su vez, afrontarán un problema similar, decidirán gastar, y así toda la economía en su conjunto.

Recapitulemos entonces. Si la tasa de interés de referencia (que impone el Banco de México) es muy alta, y por consiguiente las tasas que ofrecen los bancos son muy altas: la gente tiene mayores incentivos a ahorrar su dinero, porque le genera buenos intereses.

De modo contrario, si la tasa de interés de referencia es baja y los bancos te ofrecen poco interés por guardar tu dinero con ellos, el efecto general de la economía es gastar e invertir (se acelera).

 Imagen vía @veklabs

Imagen vía @veklabs

Regresando a mi metáfora del coche. Cuando Banxico quiere acelerar el motor de la economía, “pisa” la tasa de interés para abajo, haciendo entonces que la gente prefiera gastar, consumir e invertir. Si Banxico quiere frenar la economía, suelta el acelerador de la tasa de interés hacia arriba, haciendo que la gente prefiera guardar su dinero y dejar de gastar tanto.

Última pregunta, ¿por qué no entonces, bajamos la tasa de interés a cero, todos gastan y se acelera la economía al mil? La respuesta es muy fácil: inflación. Pero eso amigos, es otra historia.


Encuentra a Pedro Casas en Twitter como @pedrocasas.

Jessica Jones y el superpoder de ser mujer

Jessica Jones y el superpoder de ser mujer

Una noche en la CDMX

Una noche en la CDMX