Soy piloto a donde voy: La Chiva Gantiva estrena "El ritmo lo llevo yo"

Por: Aarón Ávila (@chicledeletras)

Es un hecho palpable que la sabrosura sonora es un estado puro e inalienable de la humanidad. Cualquier rincón del mundo, por lejano y perdido que sea, se retuerce frenéticamente al escuchar las notas musicales precisas. El nomadismo musical es una constante de la humanidad posmoderna, innumerables viajeros (desde los albores del tiempo) se encargaron de esparcir el germen de la fiesta y la armonía alrededor de la Pachamama. Los doctos musicólogos de la isla de Pocajú, detectaron una anomalía en el espectro sonoro de la cosmopolita Bruselas, Bélgica, la raíz del inusitado fenómeno es la exuberancia rítmica de tres colombianos (Natalia Gantiva, Rafael Espinel y Felipe Deckers), un vietnamita, un chileno y un ciudadano belga (todos hijos de emigrantes), que juntos conforman: La Chiva Gantiva.

https://www.youtube.com/watch?v=P6Z1leFtxOs

Ante el avance del fascismo de ultraderecha que invade de manera siniestra Europa, La Chiva Gantiva se erige como una torre de Babel musical que destila diversidad, multiculturalismo y sabor. Formados en 2011, la agrupación cuenta con dos trabajos de estudio: Pelao (2011, Crammed Discs) y Vivo (2014, Crammed Discs). Actualmente, en medio de tensiones internacionales y un clima de xenofobia, La Chiva sorprende a los amantes de la guapachosidad danzarina con el anuncio del lanzamiento de Despegue, su tercer disco de estudio, el plato estará listo en septiembre de 2017. La nueva producción cuenta con el trabajo del productor colombiano Iván Benavides (Sidestepper y Carlos Vives) y del docto creador francés Vincent Poujol. Además, el nuevo trabajo del combo multicultural viene arropado por diestros músicos como: Martín Perna (miembro del crew de virtuosos Antibalas) y la agrupación Arrested Development.

https://www.youtube.com/watch?v=wWGMGk35hI0

Como adelanto que denota toda la frescura y onda de La Chiva, se encuentra rolando dentro del circuito melómano el sencillo “El ritmo lo llevo yo”. Por si fuera poco,  el track no viene solo, está acompañado por el video oficial de dicho corte. La producción audiovisual corrió a cargo de la mente del líder de la Gantiva, es decir: el tremendo y locuaz Rafael Espinel, en colaboración con su compañero de marras Nicolas Moins.

https://www.youtube.com/watch?v=cHacayxRGZU

La mejor receta para un mundo enfermo de rencor es el humor, los miembros de la Gantiva lo saben, por tal motivo, el videoclip emana ingenio y socarronería, absurdo llevado al extremo. Astronautas cafeteros, azafatas posesas y desfachatadas en medio de una tripulación tan exótica como el slang colombiano que se regodea a lo largo del track. La aeronave piloteada por monos tiene un destino incierto, sin rumbo fijo: quizá su puerto de llegada sea el infinito. Cumbia-western galáctica que viene a sabrosear las orejas de sus potenciales escuchas y preludio de un suculento manjar sonoro de próxima aparición.

La Prensa Pocajuta, así como La Fonoteca Imperial, agradece infinitamente la colaboración musical que pone en evidencia la nula existencia de fronteras creativas y culturales. El choque de civilizaciones no necesariamente acarrea diferencias y problemas, todo lo contrario: la combinación de lo disímil, generalmente, trae algo nuevo y bueno. ¡Albricias por La Chiva Gantiva!

"La Chiva Gantiva", imagen vía: Rootsound.com

Que la gracia del Marajá sea con todos ustedes. ¡Aloha!

#LiteraturaFuckArt recomienda 'Harún y el Mar de las Historias' de Salman Rushdie

Chernóbil: A 31 años de la mayor catástrofe nuclear del Siglo XX