Live coding y chiptune en el Datarama Live Jam

Live coding y chiptune en el Datarama Live Jam

 Foto: Astrid Guerrero

Foto: Astrid Guerrero

El uso de código en la música en vivo ha pasado de ser considerado friki-geek para dar paso a una revolución que aporta un nuevo enfoque a la música, la improvisación e incluso, ha trazado nuevos caminos entre el arte y la tecnología.

¿Cómo no recordar el pasado para mirar hacia el futuro?, ¿cómo crear sin miedo a olvidar? Un gameboy intervenido, partes de un Nintendo 64 y un trío de computadoras fueron las herramientas de las que se valieron los artistas del Colectivo Chipotle, para dar vida al Datarama Live Jam. Un concierto multisensorial “retro-informático” dedicado a explorar sonidos, texturas y formas a través de distintas interfaces audiovisuales.

La cita fue en la Sala CCB del Centro Cultural del Bosque, un grupo no mayor a 20 personas presenciamos la sinergia generada a partir objetos considerados “obsoletos”, ritmos creados a través de la programación de un chip de sintetizadores y las nuevas expresiones gráficas y sonoras propias de un algorave.

 Foto: Astrid Guerrero

Foto: Astrid Guerrero

Para esta dinámica los visuales fueron uno de los pilares estelares. La mayoría eran creados con Hydra, un programa que permite renderizar visuales en tiempo real. El live coding (o la codificación en vivo) permitía intervenir las coordenadas, los códigos y los colores para generar gráficos eclécticos que iban de lo psicodélico a lo glitch pasando por un abanico de referencias al hacking y la cultura del internet.

Marianne Teixido (PinkData) fue la live coder encargada de orquestar la experimentación visual. Con destellos hacia el minimal techno, esta atmósfera también estuvo protagonizada por Piñata Party (Ozkar Gutierrez) y JazzLeds (Iván Jaziel) quienes a través de consolas de videojuegos modificadas concedían beats y melodías para imprimirle el sello del chiptune, por lo que es conocido el Colectivo Chipotle.

El Datarama Live no sólo fue una de las fiestas más íntimas que demostraron la culminación del DIY, también fue un gran laboratorio y un ciclo de conferencias que durante 3 días mostraron un panorama sobre la reapropiación de las herramientas digitales y su nuevo papel en la cultura. Así mismo, evidenció la madurez de la escena chiptune y del live coding en México, ambas interdisciplinarias que cada vez toman más espacios públicos para redefinir la percepción, la tecnología, el arte, la cultura y la creatividad.

Para conocer más sobre el Colectivo Chipotle visita su sitio oficial 

Nuevo álbum de Satellite Stories, en septiembre

Nuevo álbum de Satellite Stories, en septiembre

A 20 años de 'Aquamosh': rudeza, ritmo y diversión

A 20 años de 'Aquamosh': rudeza, ritmo y diversión