Las canciones LGBTTTIQ que todo mundo querrá dedicar

Las canciones LGBTTTIQ que todo mundo querrá dedicar

Universal Love Art.jpg

Para muchos la música es una herramienta que puede unir la voz de millones de individuos que intentan difundir un mensaje, o simplemente defender sus ideas y derechos, es por ello que en ocasiones los mismos artistas se suscriben a este tipo de causas para intentar erradicar el problema por el cual los grupos protestan ante los altos mandos de alguna ciudad o país.

Durante mucho tiempo la comunidad LGBTTTIQ (Lesbiana, Gay, Transgénero, Transexual, Travesti, Intersexual, Queer) ha luchado para que sus derechos sean respetados y que su esfuerzo no sea obstaculizado por los gobiernos de distintos países, ya sea a través de marchas o redes sociales, han logrado que se les reconozca como iguales ante la sociedad actual.

Es bien sabido que el mundo del arte ha presentado iniciativas a favor de la comunidad LGBTTTIQ. Aunque hoy en día la sexualidad todavía sea un tabú, muchos artistas musicales han hablado públicamente de su orientación sexual; el mensaje es claro, son personas que merecen el mismo trato que los demás ante una sociedad tan políticamente cambiante alrededor del mundo.

Es por ello que MGM Resorts International (un grupo empresarial que posee y gestiona casinos, hoteles y espectáculos alrededor del mundo) en conjunto con diversos artistas decidió financiar el álbum Universal Love, proyecto que está enfocado a intercambiar la letra de canciones para que sirvan como himnos de boda para las personas del mismo sexo.

Bob Dylan, St. Vincent, Kesha, Kele Okereke (vocalista de Bloc Party que en 2010 habló públicamente de su orientación homosexual), Valerie June y Benjamin Gibbard, forman parte del proyecto que busca que cada matrimonio de personas del mismo sexo tengan una pista musical para su primer baile en su boda, sin duda es un acto que puede provocar admiración y respeto por estos grandes de la música, ante la lucha sobre la igualdad de los derechos humanos. 

Bob Dylan se mostró entusiasmado por ser parte, y de inmediato aceptó modificar la letra de su canción "She's Funny That Way" a "He's Funny That Way", de esa manera presentó su apoyo incondicional al proyecto, pues aunque nunca declaró en público su apoyo a la comunidad LGBTTTIQ es un gran paso como muestra de apoyo ante ellos y su lucha.

St. Vincent, recientemente ganadora del grammy, decidió por su parte aportar con su rola "Then He Kissed Me" para reescribirla y de esa manera nombrarla "Then She Kissed Me". Otra delicia del álbum corre a cargo de Okereke vocalista de Bloc Party que simplemente convirtió "My Girl" de The Temptations en "My Guy".

Gibbard tomó el clásico de The Beatles And I Love Her para darle un sentido diferente y de esa manera nombrarla “And I Love Him, Gibbard declaró: “Es una canción que mi papá a menudo le ponía a mi mamá después de cenar, además, es una canción que todos conocen”.

Para cerrar el álbum nada más y nada menos que Kesha, que es conocida por una base de seguidores de la comunidad LGBTTTIQ, y que en diversas ocasiones se ha mostrado a favor de sus derechos. Su contribución fue un clásico de Janis Joplin I Need A Man To Love”, y le dio el giro a la rola con “I Need A Woman To Love”.

Este tipo de proyectos nos dejan un buen sabor de boca, ya que son parte esencial de nuestro entorno y nos ayudan a respetar las ideas y derechos de otras personas. Este álbum llega en una época de cambio para la música y los pensamientos de millones de personas en el mundo, es un acto que nos hace poner atención y apoyar a la lucha de los derechos de la comunidad LGBTTTIQ.


Encuentra a Saúl Torres en Twitter como @hudson9_saul.

La cuarta producción de GUM y las ventajas de ser desfavorecido

La cuarta producción de GUM y las ventajas de ser desfavorecido

La diversidad, los riffs, el flow y los beats del Ceremonia 2018

La diversidad, los riffs, el flow y los beats del Ceremonia 2018