'IGOR': El retorno industrial de Tyler The Creator

'IGOR': El retorno industrial de Tyler The Creator

Tyler Okonma volvió y arrasó con su último álbum IGOR, lanzado el 17 de mayo por la disquera Columbia Records. Rápidamente llegó a los primeros cinco lugares del Top 100 en Estados Unidos (EU). El músico estadounidense de 28 años sigue sorprendiéndonos.

En su penúltimo álbum Flower Boy, Okonma nos regaló algo totalmente distinto a lo que venía haciendo durante siete años, desde su primer mixtape, Bastard, hasta su tercer álbum de estudio Cherry Bomb.

Escribiendo desde un plano de madurez distinto, habló sobre crecer por dentro y fuera. Con melodías suaves y colaboraciones con artistas nunca antes relacionados en el trabajo de Okonma, como Rex Orange County, Steve Lacy, Anna of the North y Estelle. Las aportaciones de los artistas anteriores dieron a ese álbum una versión menos agresiva de lo que estábamos acostumbrados cuando se trataba de Wolf Haley.

IGOR se conforma por una mezcla entre los primeros sonidos industriales y rotos que Okonma maneja en canciones como “Radicals” y las melodías que logra en “Glitter” o “FUCKING YOUNG/PERFECT”. Aunque el discurso de sus proyectos anteriores (exceptuando Flower Boy) era el de una persona dañada desde su núcleo familiar hasta el medio musical que lo rodeaba, ahora ha evolucionado. “Answer” cuarta canción de su segundo álbum Wolf, abre con el siguiente verso:

Hey Dad, it’s me um../Oh I´m Tyler, I think I’d be your son/Sorry, I called you the wrong name, see, my brain´s splitting/“Dad” isn’t your name, see “Faggot”’s a little more fitting”.

Okonma comienza explicándole a su papá que le está llamando por teléfono y es su hijo, para después disculparse por decirle “papá” porque el nombre de “maricón” le queda mejor por abandonarlo. En “Yonkers”, sencillo de su álbum Goblin, critica a la música contemporánea con el discurso de que no hay nada genuino, todo es una copia y se explica mejor con el siguiente verso:

What you think of Hayley Williams?/Fuck her, Wolf Haley robbin’ them/I’ll crash that fuckin´ airplane at that faggot nigga B.o.B is in/And stab Bruno Mars in his goddamn esophagus/And won’t stop until the cops come in”…

El anterior verso lo escribe porque la música de los artistas que menciona en él, tienen siempre la misma progresión de acordes.

Fuente: NME

Fuente: NME

¿Qué fue de ese Tyler, The creador que tomaba inspiración de un ambiente lleno de hostilidad?

IGOR abre con “IGOR’S THEME”, sintetizadores metálicos y trabados, unas percusiones naturales y pesadas pero sin perder la lentitud que las impulsa. La tarola seca y el hi-hat bien cerrado te encierran en un presentimiento que podría converger en obscuridad.

Lil Uzi Vert, cantante y rapero norteamericano, frasea con voz armoniosa: “Ridin’ ‘round town, they gon´ feel this one”, advirtiéndonos que IGOR nos dará un paseo que vamos a absorber. “EARFQUAKE”, número 1 del Top 100 de EU, es una canción de amor en la que, a diferencia de canciones románticas como “See You Again”, él se muestra como el culpable de un amor que no prospera. En “IFHY”, habla de una relación fallida con enojo y coraje, mientras que en “EARFQUAKE” ruega porque no lo abandonen cantando junto a Charlie Wilson el siguiente coro: “Don’t leave, it’s my fault/‘Cause when it all comes crashing down I’ll need you”.

Pharrell Williams ha colaborado con Tyler, The Creator en varios proyectos y en IGOR no faltó, ambos cierran el álbum con “ARE WE STILL FRIENDS?”. Sin embargo la tercera canción del álbum es la que más se asemeja al trabajo que Williams ha hecho con N.E.R.D, “I THINK” tiene unos bounce beats como NO ONE EVER REALLY DIES, el último álbum de la aclamada banda.

"NEW MAGIC WAND” es lo que más recuerda a los inicios de Okonma con Bastard o Goblin, una base de beats pesados que no cambian y él fraseando encima con una voz casi seria. Después del primer coro, en el cual participa la cantautora norteamericana Santi White (mejor conocida como Santigold), la canción se transforma con unos timbales y teclados junto a la voz de Okonma casi recitando un poema y la increíble Santigold con coros debajo diciendo: “I wanna be found, passenger in your car (don’t leave)/You wanna be mean, mixed signs don’t talk (I can make her leave)”.

Tyler, The Creator, expresa que, a pesar de no querer ser abandonado por esa persona, está pidiéndole que sea claro con él porque las señales confusas no hablan y esto nos deja con el discurso de canción siguiente en el álbum. Okonma salió del clóset hace cuatro años vía Twitter y desde ese momento ha habido varias especulaciones al respecto. En “I Ain’t Got Time” (novena canción de su penúltimo álbum) rapea en un verso: “Next line will have ‘em like “Whoa”/I’ve been kissing white boys since 2004”, quitando toda duda al respecto.

A BOY IS A GUN”, es una canción llena de groove con bajos funk y percusiones con toques de un jazz clásico. Okonma canta con un coro de Gospel detrás de su cruda voz diciendo: “You so motherfuckin’ dangerous”, algo tan sencillo y tan potente para iniciar. El primer verso lo comienza fraseando: “Take your hoodie off, why you hide your face from me?/Make your fuckin’ mind up, I am sick of waitin’ patiently”, esto se refiere a como su pareja no quiere salir del clóset, no quiere mostrarle quien es en realidad y por eso es que está por perder la paciencia. Lo que comenzó en el álbum como un amor por el cual pelear en “EARFQUAKE”, llega a “A BOY IS A GUN” como una inseguridad.

PUPPET” es la colaboración de Kanye West con Okonma en este álbum, aunque West sólo colabora vocalmente en la canción se puede sentir la ambición del mismo en meter su corriente de Gospel en el hip hop. En la segunda parte de la canción se distinguen órganos y coros angelicales mientras que Kanye rapea un verso completo. La canción establece a Okonma en una entrega total hacia la otra persona, diciéndole: “I’m your puppet, you control me/I’m your puppet, I don’t know me”, entrando en la toxicidad de perder su esencia en el proceso.

Fuente: Pitchfork

Fuente: Pitchfork

GONE, GONE/THANK YOU” es la despedida dolorosa a una relación tortuosa y una carta de agradecimiento por el tiempo pasado. El coro en la primera parte de la canción, con la voz de CeeLo Green, dice: “Whether it’s rain or shine, I know I’m fine for now/My love’s gone, my love’s gone”. Al llegar a la segunda parte, el coro pasa a manos de Tyler, The Creator y armoniza “Thank you for the love, thank you for the joy/But I will never want to fall in love again”, la canción se desvanece y entramos a “I DON´T LOVE YOU ANYMORE”, una declaración de que todo ha terminado y cada quien debe llevar su camino. “You do you, I’ll do me, I’ll just check the peace up”, Okonma ya no se muestra lleno de cólera por un amor fracturado, sólo busca estar en paz y seguir adelante.

La música de Tyler, The Creator ha evolucionado en cada álbum pero se muestra aún más en las letras que impregna en las melodías. Es un álbum que habla de un artista que, con menos de 30 años, ha pasado por muchas facetas y contrastes emocionales.

IGOR no es la obscuridad de Goblin, no es la tristeza de Wolf y no es la catarsis emocional de Flower Boy. IGOR es lo que Tyler Okonma quiere que sea y lo recibimos así.

Si aún no lo haces, escúchalo:

Sigue a Román Moreno en Twitter: @_rom_mo_

¿Trabajo o explotación sexual?

¿Trabajo o explotación sexual?

La música nos eligió y nosotros nos cobijamos en ella: Valgur en Ciudad Zonar

La música nos eligió y nosotros nos cobijamos en ella: Valgur en Ciudad Zonar