Eels, deconstruir para construir

Eels, deconstruir para construir

 Mark Oliver Everett vía NME

Mark Oliver Everett vía NME

Eels es el proyecto que Mark Oliver Everett, mejor conocido como Mr. E, lleva años encabezando por su cuenta. Nos brindó momentos inolvidables en los noventa con temas como “Novocaine for the Soul”, y algunos otros momentos más íntimos sin tanto exposure en el mainstream a principios de los 2000. Y, aunque pareciera que no, EELS es una banda con una extensa carrera que se ha mantenido productiva durante 20 años.

Dos décadas se dicen fácil, pero cuando se viven trabajando con poco descanso, las palabras cobran otro tipo de peso. Por esa razón, hace cuatro años, Mr. E anunció que tomaría un descanso indefinido, sin embargo, en algún momento se dio cuenta que ya tenía el primer esbozo de un álbum gracias a una colección de temas que fue grabando esporádicamente.

Hablamos con Mr. E sobre tirar barreras emocionales y de cómo a veces es necesario tomar una distancia para ganar un poco de perspectiva.

Esamipau!: Han pasado cuatro años desde tu última producción, ¿Estuviste trabajando en estas canciones durante este tiempo, o son canciones que ya tenías y que decidiste trabajar de nuevo?

Mr. E: Durante un muy buen rato no sabía que estaba componiendo un disco nuevo. Durante el principio de lo que fue un descanso de cuatro años estaba muy cansado y pensé que tal vez ya había terminado el proyecto. Después empecé a componer y grabar canciones solamente cuando estaba verdaderamente inspirado. Podía retomar al día siguiente o terminar otra canción a los 6 meses, era algo muy esporádico. Después de algunos años me di cuenta de la pila de canciones que tenía guardadas así que decidí escucharlas para ver cómo funcionaban juntas, y ya después fue tomando la forma de un álbum.

E!: ¿Es posible que como artista con un contrato discográfico puedas sentir un poco más de presión por sacar material constantemente, y de ahí provenga este sentimiento de hartazgo?

Mr. E: En mi caso todo me lo provoco yo. Más bien he tenido un cierto ritmo de trabajo desde hace 20 años, y es que solamente trabajo cuando estoy inspirado, pero he estado muy inspirado mucho tiempo. Así que cuando haces algo por tanto tiempo, eso eventualmente te cobra una factura y te pone un alto.

E!: ¿Hubo algo en tu día a día, además de la composición esporádica, que te ayudó a “regresar” a trabajar?

Mr.E: La verdad es que me tomé mucho tiempo para relajarme y disfrutar ciertas cosas de la vida que no he podido hacer durante tantos años, como descansar y dejar pasar largos tramos de tiempo sin tener que trabajar. Supongo que una persona “normal” se habría tomado varios descansos durante todo este tiempo, vacaciones aquí y allá, pero conmigo es diferente: trabajar, trabajar, trabajar o descansar, descansar, descansar.

 Mr. E vía ABC

Mr. E vía ABC

E!: Han habido muchas bandas y artistas que han usado su música para hablar sobre el actual presidente de Estados Unidos. Sobre este nuevo álbum tú dices que aún hay mucha belleza en este mundo que a veces parece algo frenético. ¿Buscas entonces inspirar a la gente de otra forma que con mensajes literales?

Mr.E: Yo en realidad intento no discutir ese tipo de temas en mi música pues en mi opinión rara vez las dos cosas van bien juntas, siento que las cosas salen un poco toscas. Siempre he pensado, por ejemplo, que John Lennon era mejor cantando sobre su mamá que sobre la lucha por los derechos civiles, no me parece que haya sido su mejor época. Y no estoy diciendo en realidad que la música no deba ser política, solo siento que no va bien en con el pop. Todos podemos ser políticos con nuestro día a día y hacer todo lo posible por ayudar, solo no necesito escucharlo en una canción pop. Si yo empezara a despotricar en contra de Trump en un concierto de Eels, siento que sería como ganarme un aplauso fácil, en realidad dudo que haya alguien que vaya a un concierto nuestro que no opine lo mismo que todos nosotros. Estoy seguro que estamos en la misma página, y por eso no me gusta. En cambio, si alguien como Bruce Springsteen lo hace, entonces pienso que está bien. Es un artista gigante con una base de fans estúpidamente amplia, donde seguramente hay gente pro-Trump. Entonces si alguno de ellos escucha que “El Jefe” no está de acuerdo con esto, puede ser que sí sirva.

E!: Además de los miembros recurrentes de Eels como Cool G Murder y P-Boo, regresaste a trabajar con Mickey Petralia con quien habías estado hace 20 años. ¿Crees que Petralia entiende la esencia de Eels, o por qué no trabajar con alguien nuevo?

Mr. E: Pues, en el caso específico de Mickey, justo después de 20 años de haber trabajado juntos, se siente como alguien nuevo. Me gusta colaborar con muchas personas, pero en este caso, Mickey tiene una dirección muy específica, y como en realidad no trabajamos tanto tiempo juntos, sentí que había mucho más que explorar ahí.

E!: Hablando del título del álbum, tu trabajo anterior está titulado The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett, y ahora éste nuevo se llama The Deconstruction. ¿Es como una especie de darle seguimiento en cuanto a temática? ¿O es acaso tú saliendo de un estado mental mucho más introspectivo donde fragmentas tus pensamientos?

Mr. E: Más bien pensaba en una la descomposición personal de cada uno. Todos vamos levantando paredes de desconfianza y protección a lo largo de nuestras vidas y me preguntaba qué pasaría si todos fuéramos tirándolas una por una y dejáramos ver lo que estamos protegiendo. Siento que habría muchísimo amor e inocencia que mostrar.

E!: ¿Y fue eso lo que encontraste después de derribar tus propias barreras? ¿Encontraste algo ahí que tú pensaste que habías perdido después de 20 años de carrera?

Mr. E: Es un proceso que me gusta pensar que llevo muchos años atravesando, una búsqueda constante por mostrarme lo más natural posible, lo más cercano a lo que era en un principio.

E!: Después de esta pausa de cuatro años, y con un disco que en realidad no planeabas al principio ¿Con qué sentimientos o lección te quedas?

Mr. E: En este caso en específico, me siento peculiarmente bien, sobre todo porque creo que nunca me había tomado tanto tiempo en sacar algo; así que sí me da emoción pues aún siento que es algo nuevo para mí.

St. Vincent es la más impredecible del festival Ceremonia

St. Vincent es la más impredecible del festival Ceremonia

Audri Nix y la isla del deseo

Audri Nix y la isla del deseo