Anabel Hernández y Lydia Cacho: el periodismo como forma de vida y resistencia

Anabel Hernández y Lydia Cacho: el periodismo como forma de vida y resistencia

Anabel-y-Lydia-e1505422063270.jpg

Por: Edgar Martínez y Aarón Ávila Su voz es fuerte, como un relámpago cuando parte el cielo, su presencia se nota, es inevitable no prestar atención cuando habla. Anabel Hernández García (1971) luce fresca, elegante y jovial, como si fuera una mujer común y corriente, ajena a los horrores de la lucha en contra del crimen organizado y el narcotráfico. Luce serena, no como una mujer que ha mirado directamente a los ojos del horror, Anabel descendió a las entrañas de un infierno de nombre La noche de Iguala, sobrevivió para contar los escabrosos y terribles detalles que conmocionaron a México y el mundo. La carrera de Hernández es larga, símbolo de perseverancia, compromiso y resistencia, fue ganadora en 2001 del Premio Nacional de Periodismo de México y en 2012 del Premio Pluma de Oro de la Libertad, otorgado por la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias. Entre sus obras de investigación que salieron en formato de libros se encuentran: Los cómplices del presidente (2010), Los señores del narco (2010) y, recientemente, La verdadera noche de Iguala: La historia que el gobierno trató de ocultar(2016).

Ibero 90.9 tuvo la fortuna de charlar con Anabel, una de las ponentes más esperadas del Hay Festival 2017, sobre su labor periodística, el lamentable caso Ayotzinapa, sus expectativas y sus proyectos. Sin tanto bla bla:

*Los periodistas nos hemos convertido, involuntariamente, en una especia de fiscales.

*Cuando te enfrentas al dolor de los otros no puedes ser una piedra.

*El propósito del periodismo es encontrar la verdad, sin maquillaje.

*Actualmente en México gobierno y crimen organizado duermen en la misma cama y son la misma cosa.

*Nunca me había enfrentado a un caso tan complicado como el de Ayotzinapa. Yo terminé de escribir este libro (La verdadera noche de Iguala) a finales de septiembre del año pasado y te puedo decir que desde entonces no me he recuperado. Anabel Hernández

https://www.youtube.com/watch?v=FK-anT4kjTo&t=53s

En México cerca de 110 periodistas han sido asesinados en los últimos años, tan solo de lo que va de este 2017 han sido 10 de ellos, lo que confirma que nuestro país es uno de los más peligrosos para ejercer la profesión periodística.

Lydia María Cacho Ribeiro (Ciudad de México, 1963), periodista, autora de doce libros, activista en favor de los derechos humanos y de la mujer. Durante su carrera como periodista de investigación ha denunciado actos de corrupción, feminicidios, lenocinio, corrupción de menores, narcotráfico, entre otros tópicos.

Ganadora del Premio Ginetta Sagan de Amnistía Internacional (2007) que distingue a personas que hayan puesto en riesgo su vida a causa de la defensa de la libertad, los derechos de las mujeres y niños. Premio Mundial Valentía en el periodismo otorgado por la Organización Internacional Women´s Media Foundation (IWMF) que distingue a mujeres periodistas por su fortaleza de carácter, valor y perseverancia en su labor informativa. Premio ALBA/Puffin (2016) que otorgan los Archivos del Batallón Abraham Lincoln y la Puffin Foundation que reconoce el trabajo en favor de los derechos humanos.

Poeta fallida - en sus propias palabras - Lydia Cacho actualmente vive alejada de las grandes urbes, disfruta de la brisa marina, hacer yoga, cocinar, escribir, convivir con su familia, practica el buceo (herencia familiar), actividades que la relajan y llenan de fortaleza para seguir con su labor periodística.

Como una analogía a su afición por el buceo, Lydia está acostumbrada a nadar rodeada de tiburones, al menos en el mundo periodístico.

Una vida idílica para muchos, resultado de una trayectoria periodística fructífera pero al mismo tiempo complicada, dura, en que ha sido imposible no salir lastimada, constantemente recibe amenazas en contra de su integridad, física, sexual y psicológica, por atreverse a enfrentar a las cúpulas de poder que asolan a este país.

De orígenes humildes durante su juventud se llegó a desempeñar como trabajadora doméstica en Francia, a su regreso a México se desempeñó como asistente de producción, para finalmente probar suerte en un diario de Cancún en el que fue relegada a la sección de cultura y sociales por ser joven y mujer. Su reportaje dedicado a los casos de VIH en el estado, dieron de qué hablar, incluso llamó la atención del entonces gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, quien reclamó a la periodista y acusó de intentar destruir la fuente de empleo de cientos de mexicanos al dar a conocer problemáticas sociales que ocurrían en el estado.

De mirada felina-analitica, calculadora y poseedora de una enorme sonrisa, Lydia fue una de las invitadas especiales en el Hay Festival de Querétaro, su retorno a México cobra mayor importancia,  puesto que, nuevamente, tuvo que exiliarse un tiempo debido a las amenazas recibidas derivadas de su investigación sobre el caso Puerto Morelos.

En el marco de este evento, Ibero 90.9 tuvo el gusto de platicar con Lydia Cacho, una de las periodistas más admirables y respetadas de México de las última década.

Ayotzinapa, 3 años: la lucha sigue

Pollo Frito: Loma Records

Pollo Frito: Loma Records