ZONAMACO, la experiencia

ZONAMACO, la experiencia

 Foto: zsonamaco.com

Foto: zsonamaco.com

Por María Ortiz Montufar
Departamento de Arte Ibero

El arte contemporáneo, así como el sistema en el que se mueve, debe entenderse dentro de un amplio panorama el cual incluye no sólo museos, galerías y artistas. Se trata de un complejo circuito en donde participan coleccionistas, gestores, editoriales, instituciones e incluso restaurantes y marcas insertos dentro de un mecanismo de mercado que hace posible la llegada de ciertas imágenes al imaginario colectivo.

Dentro de esta lógica, ZONAMACO –posicionada como una de las ferias de arte contemporáneo más importantes en México –es parte fundamental del análisis del actual horizonte artístico contemporáneo. Del 22 al 26 de agosto del 2018 se presentaron en el Centro Citibanamex, la cuarta edición de ZONAMACO FOTO y la quinta de ZONAMACO SALÓN, las cuales pusieron a disposición de un amplio público antigüedades, artesanías, arte gráfico, pintura, escultura y fotografías clásicas y contemporáneas

Además, quienes visitaron la feria tuvieron oportunidad de acercarse a los objetos favoritos de los coleccionistas de arte, tomarse un sinfín de fotos para sus redes sociales y participar en las actividades paralelas ofrecidas por la feria. Entre ellas, la inauguración de la exposición Anything de la galería Raffaella de Chirico Arte Contemporáneo en el Instituto Italiano de Cultura; visitas guiadas al Museo de Arte Moderno por la exposición Leonora Carrington: Cuentos Mágicos; al Museo Nacional de San Carlos por la exposición Evocaciones; subastas especiales y 12 conferencias en la que participaron fotógrafos, curadores, coleccionistas entre otros.

MERCADO DE ARTE, LA EXPERIENCIA

Después de un largo recorrido por la CDMX y la siempre confusa entrada del Centro Citibanamex, subes unas enormes escaleras eléctricas para finalmente caminar un par de largos pasillos que te llevarán a las taquillas del evento. Ya ahí, con credencial de estudiante en mano, adquieres los boletos para posteriormente dirigirte a los torniquetes donde, a manera de concierto, te hacen una rápida inspección. Dentro del evento, hace su aparición un Mercedes Benz verde fosforescente, la revista QUIEN y el Tequila 1800 con un proyecto en el que los visitantes podían personalizar su propia botella del emblemático destilado jalisciense. ¿Qué pasó? ¿Dónde quedaron las antigüedades? ¿Y las fotografías?

Aunque la entrada resulta un tanto abrupta, sigues tu recorrido. Reconoces algunos stands de instituciones como el Museo de Arte Moderno, Amigos del Museo del Palacio de Bellas Artes, publicaciones como ARTHEORICA, HOTBOOK, CUARTOSCURO, DONDE IR, L’OFFICIEL, y editoriales como TRILCE, EXIT y APERTURE entre otros. Sigues y si tomaste uno de los mapas que ofrecían en la entrada, te es fácil empezar a reconocer a las galerías que exhiben foto, antigüedades y la sección ZONAMACO SOLO curado por Johann Mergenthaler la cual incluye 22 proyectos de fotografía “vintage, moderna y contemporánea” bajo el concepto “L’Infra-ordinaire” (infra ordinario) del escritor francés Georges Perec.

Finalizas con una margarita en mano, o tal vez una nieve ROXY, para darte cuenta que recorriste el circuito del mercado de arte cual cuchillo en mantequilla. Que aquel Mercedes Benz forma parte de un proyecto mercadotécnico que trata de posicionar la marca automotriz como innovadora y juvenil a través de la colaboración con artistas emergentes. Y aunque en realidad, cada año hay un proyecto distinto de alguna agencia automovilística que establece diálogos entre artista-obra-marca, es importante echarles ojo a dichas iniciativas.

Las editoriales y publicaciones son parte elemental para la difusión del arte contemporáneo y forman parte de la cantidad de imágenes que día a día se te presentan. Aunque es muy distinto hojear la revista QUIÉN a TERREMOTO o un libro de la editorial TRILCE, todas ellas forman parte de la saturación de imágenes que conforman tu cotidianeidad y manera de ver el mundo. Y, aun así, la feria te brindó el tiempo y espacio para detenerte a pensar y mirar las fotografías de la sección SOLO o aquellas que se venden en los distintos stands; para que todos nos diéramos cuenta, que las ferias de arte ya no están dirigidas únicamente a los grandes coleccionistas, sino a quienes sin tener el poder adquisitivo (más que para pagar $170 ó $220), gusten de conocer el trabajo de artistas contemporáneos.

 

#ZONAMACO

Si bien para muchos la experiencia culmina en la publicación de selfies o fotos en sus distintas redes sociales, es importante parar y reflexionar sobre lo ocurrido. Con esta edición, la feria de arte reconocida como una de las más importantes en América Latina, volvió a colocarse a la vanguardia a través de un programa innovador, invitados relevantes dentro del mundo artístico y una serie de patrocinadores que, por medio de distintos proyectos, buscan pronunciarse como pro-arte pues éste mueve gran parte de la economía nacional e internacional.

El hecho de que la visita a ZONAMACO haya sido placentera, agradable e incluso cultivadora a pesar de lo avasallador que es el sistema económico en el que se inserta, deja mucho de qué hablar. Es un llamado para que quienes nos dedicamos al arte y la cultura sigamos de cerca estos eventos y encontremos puntos de diálogo y confluencia para que el arte contemporáneo, las antigüedades, fotografía y proyectos curatoriales lleguen a más públicos a través de experiencias diversas.

La aproximación que existe en dicha feria entre lo contemporáneo y lo antiguo debe de seguir generando experiencias, pero también encuentros y conversaciones más directas. Con todo el trabajo que hay detrás, parece increíble que no exista una relación más inmediata entre una fotografía vintage, una instalación y un mecenas de antigüedades. Finalmente ¿Quiénes son los que consumen el arte?

@raffaelladechirico_arte #photography

A post shared by ZⓢONAMACO FOTO (@zonamacofoto) on

Así, ZONAMACO se posiciona no sólo como un evento al que acuden coleccionistas e instituciones en búsqueda de antigüedades, fotografías y arte nuevo, sino que su programa explora las posibilidades para la creación de lazos más sólidos entre curadores, directores de museos y un público joven interesado en el mercado del arte, sus mecanismos de acción y los artistas que hoy en día resuenan en la esfera nacional internacional.

 

No podemos darle gusto a todos a riesgo de fracasar como universidad: Rector de la Ibero

No podemos darle gusto a todos a riesgo de fracasar como universidad: Rector de la Ibero

 Premio FIL de Literatura 2018 a la fuerza poética de Ida Vitale

Premio FIL de Literatura 2018 a la fuerza poética de Ida Vitale