#Vintage909 'Tinderbox' - Siouxsie and the Banshees

#Vintage909 'Tinderbox' - Siouxsie and the Banshees

cover.jpg

Chamarras de piel, medias de red, cabello enmarañado, labial rojo, mucho fijado de pelo y delineador negro definen bastante bien la era de los ochenta. Si bien muchas bandas habían disuelto ese sonido, añadiendo sintentizadores y mutando a lo que sería el new wave y sus derivados, Siouxsie and the Banshees en 1986 tenía un suelo firme para continuar sobre su legado y con Tinderbox perfeccionar su sonido.

A treinta años de su lanzamiento, Tinderbox  es el séptimo álbum de los Banshees y fue quizá uno de los parteaguas de su carrera. Comenzando por la alineación, Robert Smith ya no sería parte de la banda por lo que sería la primera vez de John Valentine Carruthers en la guitarra (continuando con Sioux, Severin y Budgie); dicho cambió llevo a que canción con canción se mostrara un sonido más sólido y una cohesión que en discos anteriores no había sido definida. No eran simplemente guitarrazos, sino que cada sonido aunque estridente tenía su lugar, lo que generó una armonía total sin perder el hilo de su género.

Tinderbox Siouxsie

Esto caracteriza al disco por ser el primero de la banda como un material más rítmico, a pesar de las capas y capas de instrumentos, se puede detectar la falta de Smith, que transportaría ese sonido a lo que ahora conocemos como The Cure, dejando que Siouxsie and the Banshees llegara a un material más lírico.  Dos años antes con Hyæna (1984) experimentaron un poco con tintes más pop, sin embargo, para éste disco ya no tenían que sorprender a nadie, hicieron lo mejor que sabían hacer: post punk.

 

"Cities In The Dust" sería el primer sencillo. Salió a la luz poco más de un año antes del lanzamiento del disco y esto le daría un gran auge de espera e intriga a lo que sería todo el álbum en conjunto; con los toques necesarios de pop y mucho del sonido característico de Siouxsie&TBS ahora en armonía, se convirtió en una de las canciones más representativas de la banda y con ella, Tinderbox como uno de sus mejores álbumes. De la misma manera, llevó a que Siouxsie consiguiera gran número de adeptos en Estados Unidos volviéndose una banda de culto para la escena goth y provocando así la gira más grande de su carrera.

Del álbum se desprende también "Candyman", que junto con "Cities In The Dust" se volvían canciones perfectas para que también la excentricidad pudiera ser bailable. Con colores oscuros con una paleta pastel a su lado, rojos vibrantes y luces de colores opacas tenía la combinación perfecta para el éxito de todas las corrientes que se explotaba en la década de los ochenta, entrando así como una estaca musical al corazón y dándole a la palabra diva un nuevo significado.

 

Originalmente lanzado con ocho canciones, después saldría una versión extendida con cinco canciones entra, incluyendo una versión extendida de "Cities In The Dust".  En cuanto a la portada, se utilizó una fotografía de 1927 tomada por Lucille Handberg del tornado que azotó a Minnesota. Foto que también utilizó Deep Purple en su álbum Stormbringer unos años antes, sin embargo, Siouxsie and the Banshees le dio su toque sombrío presentando la foto entre cortinas de terciopelo y un tinte magenta.

Sin más, Tinderbox ha pasado por tres décadas, siendo un trabajo que podríamos clasificar como elegante entre baladas de un amor perdido en las sombras.

TOCA 2016: Feria de emprendimiento universitario de Diseño Industrial

'Logan' El comienzo del final de Wolverine en el Cine