#Vintage909 'Odelay' - Beck

#Vintage909 'Odelay' - Beck

beck-odelay2-e1474407358367.jpg

En 1994, “Loser” de Beck en sonaba en todas partes. Dos años después, "el Güero" aún tenía bajo la manga bastantes canciones para continuar su carrera con Odelay, álbum que es lo más cercano a México. El título de este suena como grito de un suizo en las montañas, pero en realidad es la palabra órale. En la canción “Lord Only Knows”  hay un grito de “oréle, oréle, oréle”. Según Beck, quería decir "órale", pero uno de los ingenieros de sonido entendió “odelay” y lo escribió así. A Beck le encantó este error, por lo que decidió ponerle así al álbum.

 

El álbum ganador de dos Grammys es un collage de sonidos: no se puede encasillar en un sólo género musical. Tiene fragmentos de rock, country, funk, villancicos, música norteña mexicana y hip hop; en una parte de “Devil’s Haircut” se distingue un instrumento de cuerdas árabe.

Esta mezcla de sonidos que no tienen nada de sentido por no tener nada que ver el uno con el otro crean una tensión interesante y curiosa. Estos sonidos vienen de diferentes álbumes; según Beck, este grado de sampleo sería imposible de hacer actualmente. “Ahora es muy difícil y caro justificar tu sonido de un cuerno extraño que se escucha durante medio segundo en una canción”, dijo en una entrevista para Rolling Stone en 2005.

 

La portada de Odelay le queda como anillo al dedo al álbum conformado por una infinidad de sonidos diferentes. ¿Qué podría ser más raro que un perro que, a primera vista, parece un trapeador o el techo de una palapa, y que está saltando una valla de competición? Sin embargo, la imagen del álbum no fue algo intencional.

El disco tardó demasiado en salir al mercado -algunos lo nombran Oh!Delay (Oh! Retardo!) por esta razón-, por lo que tardarse mucho en escoger una portada no era opción para Beck y su equipo productor.

La novia del cantautor y multi-instrumentalista estadounidense de ese momento, leía un libro de razas de perros cuando encontró la foto del Komondor Húngaro que sale en la portada. La fotógrafa era Joan Ludwig, quien se especializó en fotografía de perros desde los años '30.

beck-odelay-Komondor-dog-photo-album-cover

Robert Fisher, co-director de arte del álbum (junto con Beck), descubrió que Ludwig vivía bastante cerca de donde se encontraban. Después de buscar la transparencia de la foto por horas en las miles de cajas que la reconocida fotógrafa guardaba en su casa, sin resultados, Fisher y el resto del equipo decidieron escanear la foto directamente del libro, con una calidad no muy buena que, para su buena suerte, hizo que la portada se viera aún más al azar y sin planear. La tipografía tampoco tiene un significado: proviene de un libro del Viejo Oeste que le gustó a Fisher. 

El collage musical y visual de Odelay consiguieron un collage de premios. El álbum -el quinto de Beck y el más exitoso del músico- ha vendido más de 2 millones de copias, solamente en Estados Unidos. Ocupó el número 16 en el Billboard 200 de Estados Unidos y el número 17 en el Reino Unido (actualmente es platino).

Ganó dos Grammys en 1997: uno para Beck por mejor male rock performance y uno para el álbum por best alternative music album. Estuvo nominado para mejor álbum del año.

Esto es pa´que baile

#Vintage909 ‘Ænima’ – Tool

#Vintage909 ‘Ænima’ – Tool