#Vintage909 'Endtroducing...' - DJ Shadow

#Vintage909 'Endtroducing...' - DJ Shadow

2056484.jpg

“Es por tipos como pinchadiscos sombra que el rock nunca podrá rockear como el hip hop”

-Manuel “La GraneMe” Carrasco.

Unos años después de que produjera su álbum debut Endtroducing… Josh Davis a.k.a. “DJ Shadow” solía ver las pilas de discos de vinil con una melancolía provocada por la efímera vida útil de los artistas. “Son como un montón de sueños quebrantados” comentó Shadow en el documental Scratch de Doug Pray de 2001. “Dentro de 10 acabarás ahí y tienes que pensar en eso cuando te consideres invencible o el mejor, porque todos estos tipos se sintieron igual” era lo que pasaba por la mente del productor al hablar de las grabaciones que terminan empolvadas en un sótano. Nunca imaginó que primer álbum lograría traspasar las barreras del tiempo y se convertiría en objeto de culto.

Provocado por el instinto de búsqueda discos, DJ Shadow se convirtió en un artesano de la música contemporánea y llevó los samples a un nivel inimaginable, donde lejos de ser la base para un MC, los breaks asumieron el rol protagónico. A mediados de la década de los 90, el hip hop vivía su punto más álgido en la radio comercial. Detrás de todo el gangsta rap de la costa este y oeste, se gestaba un movimiento de productores que se apoderaron  de las tornamesas para crear piezas únicas con un instrumental de sonidos funk y soul. En California, Davis se convirtió en una leyenda, para Cut Chemist es el rey del digging: “Tiene un gran talento, tiene el don de dios” comentó el DJ de Los Ángeles.

 

El inicio creativo de Endtroducing… tiene su origen en la pasión de Davis por los discos de vinil, mismo que solía pasar horas y horas en una tienda de discos de Sacramento, California. El encargado de la tienda de discos comenta en Scratch: “Viene regularmente y pasa el día buscando discos en el sótano. Viene desde hace mucho tiempo. Sale de allí siempre con una pila gruesa de discos. No dejamos bajar a cualquiera, es privilegiado en ese sentido”. Los cientos de vinilos a la vista no eran suficientes para saciar el hambre de música de Shadow, muchos de los breaks incluidos en su debut salieron de ese oscuro sótano.

Además de las tornamesas, Shadow tomó como cómplice a su MPC, lugar donde se gestó la magia de un disco sampleado en su totalidad. El objetivo del productor fue dignificar esas canciones olvidadas, tomar lo mejor de cada ellas y entretejerlas para confeccionar una historia completamente nueva en cada track. A partir de ese principio, Endtroducing… da como resultado un collage de sonidos bordados por la mano maestra de Davis, de forma detallada y con paciencia, en tan sólo dos años que su producción requirió.

Dj-Shadow

El universo sonoro que explora Shadow en Endtroducing… aborda el suspenso de la serie de David Lynch Twin Peaks, el horror de la película Prince of Darkness de John Carpenter y los hace convivir con “Orion” de Metallica y el sonido cósmico de Giorgio Moroder. Es un mezcla llena de matices y claroscuros que internan al escucha en un estado de ánimo relajado, soñador e inspirador.

Sin duda alguna, “Midnight In A Perfect World” se convirtió en una pieza clásica del hip hop instrumental, pero va más allá de una simple etiqueta. Esta canción, creada por Shadow a partir de extractos de diversas canciones de aquella “pila de sueños destrozados”, dio origen a una obra maestra, el lado más sensible de un productor cuya alma se encuentra entre cajas de vinilos. En Scratch, Josh Davis menciona que el sótano de aquella tienda de discos es su pequeño nirvana, “Midnight In A Perfect World” es la representación de ese pedazo de paz que el productor encontró entre tanto caos.

 

El arte del disco muestra la pasión del pinchadiscos sombra por el digging, buscar discos se convirtió en su oficio desde que tenía 11 años, cuando tomó con responsabilidad el excavar en busca de joyas musicales pérdidas, como una especie de caza tesoros. B+ a.k.a. Brian Cross tomó la foto perfecta en el momento perfecto, un par de chicos dentro de la tienda diggeando entre anaqueles llenos de vinilos, en busca de un pedazo de carbón para que la aguja de tornamesa comenzará a pulir ese diamante en bruto.

A veinte años de la salida del Endtroducing… con la fiebre del hip hop y los vinilos a flor de piel, es momento de rendir tributo a un arquitecto musical, que a través de todo el bagaje musical que cosechó durante años, logró edificar un monumento a aquellos artistas que quedaron olvidados en lo profundo de un abismo.

12308107_10153285659541045_526991590313987651_o

Wild Belle en Wake & Bake

Quirky 241: Steve Reich (segunda parte)