Pinceladas franco tahitianas: Gauguin según Deluc

Pinceladas franco tahitianas: Gauguin según Deluc

 Foto vía: Film Starts

Foto vía: Film Starts

Con tan sólo diecisiete años Paul Gauguin abandonó el colegio para ser marino mercante. Ya desde ese entonces, era un joven deseoso de conocer tierras lejanas. Así también, desde temprana edad, quedó huérfano, siendo después adoptado por Gustave Arosa, un rico banquero que lo introdujo al arte plástico y que definiría la emblemática figura del pintor que conocemos hasta nuestros días. Representante del impresionismo, con pintores de la talla de Van Gogh, y más tarde, del sintetismo, con Emile Bernard.

 Foto vía: The Times

Foto vía: The Times

Sin embargo, el Gauguin que retrata la película de Édouard Deluc es muy distinto al que admiramos en los libros de Historia del Arte y adulamos en los museos. Gauguin: Voyage de Tahiti es un acercamiento más humano y terrenal a un fragmento de su vida. Vincent Cassel, uno de los grandes exponentes actuales del cine francés, encarna al tormentoso personaje que se enfrenta a la miseria económica; la soledad, traducida al abandono de su familia a cambio de satisfacer sus ambiciones profesionales; y una profunda crisis creativa que lo lleva a enfermar.

 Foto vía: The Plough Arts Centre

Foto vía: The Plough Arts Centre

“Cuando uno quiere renovarse hay que regresar a los orígenes. A la infancia de la humanidad.”

Paul Gauguin.

Es así como nos lo revela esta cinta. Ante la infelicidad de una sociedad esquematizada, como la europea, y los rectos códigos burgueses, el pintor halla en Tahití un punto de fuga. 

Su obra, durante estos años es metáfora de una ruptura de la convención artística, y sobre todo social, donde la gente por la que se rodea, como Tehura (Tuheï Adams), lo conducen a explorar la autenticidad en las cosas más simples y, de alguna manera, a sus orígenes, como cuando se es niño.

Puedes conocer más de la autora aquí

Colundi hace la música, es como magia: Aleksi Perälä desde MUTEK Montreal

Colundi hace la música, es como magia: Aleksi Perälä desde MUTEK Montreal

Los cuerpos del 2 de octubre

Los cuerpos del 2 de octubre