Los Cazafantasmas regresan… otra vez

Los Cazafantasmas regresan… otra vez

ghostbusters marshmallow 2020

Después de que en 2016 fracasara abismalmente el intento de reboot de uno de los grandes clásicos del horror comedy de los ochenta, Ghostbusters, hace un par de días Columbia Pictures liberó un preventivo de apenas 51 segundos que ha vuelto locos, para bien o para mal, a los fanáticos de uno de los grandes íconos del cine fantástico.

Nominada a dos premios de la Academia por Mejores efectos especiales y Mejor Canción (la emblemática y bufonesca oda disco-espectral a cargo de Ray Parker Jr.), Ghostbusters probó ser un fenómeno cultural en 1984, multiplicando casi diez veces su presupuesto en taquilla y estableciendo toda una iconografía de símbolos, personajes y atuendos inmortales en el camino.

Lo inevitable ocurrió y un año antes de entrar a los noventa, la secuela arribó a las pantallas, con una recepción menos favorable, pero convirtiéndose en una de las películas más taquilleras de ese año y consolidando la rentabilidad de la franquicia.

ghostbusters_promo1.jpg
Ghostbusters , 1984

Ghostbusters, 1984

Finalmente, los múltiples intentos de revivir la historia con un tercer capítulo en la década siguiente se verían frustrados por la renuencia de Bill Murray a participar en el proyecto y la muerte de uno de los Cazafantasmas originales, Harold Ramis. Sony decidiría continuar con la iniciativa de todos modos y comisionó a Paul Feig —conocido por sus comedias para adultos protagonizadas por mujeres— la dirección del relanzamiento de la saga sobrenatural hace cuatro años.

Desafortunadamente para Sony, Feig y el nuevo equipo tras la cinta, el proyecto tuvo una pésima y desalentadora recepción por parte del público desde el inicio, en especial, por la elección de Feig de readaptar la historia con un reparto femenino que sustituyera a sus contrapartes originales masculinas. Ni la popularidad de Kristen Wiig ni el encanto de Melissa McCarthy consiguieron vencer la antipatía de los cinéfilos, para quienes la decisión del cambio de género parecía arbitraria y un intento forzado de insertar la “agenda feminista” en un clásico entrañable. Tanto fue así que el primer trailer oficial de las nuevas Cazafantasmas superó los miles de dislikes apenas en un día, convirtiéndose en uno de los videos con peor recepción en la historia de YouTube.

Ghostbusters , 2016

Ghostbusters, 2016

Pero parece que el disgusto y aquel incómodo episodio quedó atrás. Ahora, con el anuncio de la esperadísima y olvidada secuela, Ghostbusters regresará con una nueva producción bajo la batuta de Jason Reitman, nada más y nada menos que el hijo del director de la película original, Ivan Reitman. El renacimiento de los Cazafantasmas llega, no sólo con inmensa sorpresa apenas a unos años de aquel épico fracaso, sino con el entusiasmo de que la nueva película, aún sin nombre oficial, existirá dentro del mismo universo que sus predecesoras ochenteras.

Sigourney Weaver.  Ghostbusters , 1984

Sigourney Weaver. Ghostbusters, 1984

Quizás por ello el teaser no duda en bombardearnos con nostalgia en cada cuadro de su brevísima duración. Escuchamos acordes con toda la esencia de la banda sonora original de Elmer Bernstein, en medio de un campo sombrío y ventoso que nos guía al interior de un granero. Ahí, entre lo que parecen ser artefactos abandonados, nos reciben los emblemáticos rayos de protones que capturan a los espectros, demonios y criaturas del más allá, antes de que el viento deje al descubierto, bajo una manta, el más amado e icónico elemento de la saga: Ecto-1, el cadillac blanco sesentero con el logo del fantasma algodonado detrás de una señal de prohibición.

Aún sin más detalles ni la certeza de si algún miembro del elenco original regresará, habrá que esperar un año para la resurrección de Ghostbusters en verano del 2020.

Sube a 94 el número de víctimas explosión de Tlahuelilpan, Hidalgo

Sube a 94 el número de víctimas explosión de Tlahuelilpan, Hidalgo

#Las5DelDía: Lanzamientos de Toro y Moi hasta The Cinematic Orchestra

#Las5DelDía: Lanzamientos de Toro y Moi hasta The Cinematic Orchestra