King Krule: La ceremonia del rey cruel

King Krule: La ceremonia del rey cruel

King Krule - Archy Marshall.jpg
“It’s all about the shit you do subconsciously, like the snot, the earwax, your spit, your jizz, your piss, your shit. You don’t ever think, Wow, I’m actually pushing all this stuff constantly, my brain’s creating all this gunk, this forcefield. And I guess that kind of saved the whole thing.”
- Archy Marshall

El nombre artístico de Archy Marshall (Londres, 1994), King Krule, tiene su origen en un personaje de la serie de videojuegos de Donkey Kong, King K. Rool. Este joven cantante, compositor, guitarrista y tecladista llamó la atención del mundo en 2010 con su sencillo “Out Getting Ribs” (House Anxiety Records), lo que le llevó a ser nominado en las encuestas de BBC Sound.

Mientras la expectativa sobre el futuro trabajo del inglés crecía, en 2013 lanzó su primer álbum oficial, 6 Feet Beneath The Moon (XL/True Panther Sounds), que lo convirtió en una personalidad del underground, un inadaptado talentoso que parece guardar un cuchillo en la bolsa, con una voz de ultratumba que genera un conjuro muy especial. Este es un catálogo de romance y desencanto que muestra las frustraciones de los jóvenes del Reino Unido.

Para 2015, A New Place to Drown vió la luz a través del sello XL Recordings-True Panther Sounds, un álbum lanzado bajo su nombre original, bien recibido y que mostraba una combinación musical sensible y artística, con letras menos fuertes. Fluido, más electrónico y con una buena producción musical, este segundo álbum ofrece un estilo de hip-hop oscuro, acompañado de un libro de poesía realizado en equipo con su hermano.            

La acertada apropiación de parte de Krule de diversos géneros musicales lo ha llevado a destacar en la escena musical. Medios y periodistas no han tenido más que buenos reviews para este pelirrojo que, a sus 24 años, posee una voz profunda, cruda, llena de sentimientos, tal como si se tratara de alguien que ha vivido mil años y lo ha experimentando todo. Su estilo musical fluctúa entre el punk jazz, la fusión de jazz, el darkwave, con toques de post punk e incluso hip hop.

Su álbum más reciente, The Ooz (XL/True Panther Sounds, 2017) es un denso recorrido a través del subconsciente de Marshall. Ansiedad y metáforas, elementos de música negra que sobresalen constantemente; la mente de Krule parece divagar durante años en una canción de minutos. Esta placa es una confrontación romántica, con himnos de lujuria, furia y poesía. Marshall plasma en sus letras una atmósfera de inadecuación, con un sentimiento progresivo de beats que parecen aletargarse y dejarse caer, sólo para construir ritmos atípicos pero consolidados.        

Un ejemplo perfecto de este sonido derruido, es la vibrante “Biscuit Town”, una oda a la vulnerabilidad, a la desesperación y a lo caótico:  

“I seem to sink lower, gazing in the rays of the solar / In fact, we made a pact, but now I think it’s over / Red on white but he sipped on KA soda / Fuck, that's Coca-Cola, as TV sports the Olympic ebola / I think we might be bipolar, I think she thinks I’m bipolar”
percy-hearts-king-krule-5.jpg

En 2016, Krule invitó a una amiga española a vivir con él. Rápidamente se convirtió en algo serio y ella le inspiró a componer The Ooz. Definitivamente, él quería impresionarla,  como queda patente en el tema hablado “Bermondsey Bosom”, donde la voz femenina de esta mujer contiene reminiscencias de un romance que por un momento hace a un lado el estilo de blues urbano que también caracteriza al inglés:

“Me and you against this city of parasites / Parasite, paradise, parasite, paradise.”

Harto de tanto rap y hip-hop a su alrededor, tanto en medios masivos como en la escena underground de Londres, decidió hacer algo único, a su manera, retratando la fealdad del mundo y la frialdad del cosmos. Este tercer álbum de Marshall denota una creatividad renovada que lo llevó a cruzar más géneros como el bossanova con el punk y el jazz y la inclusión de saxofones.

Krule es un narrador ausente, un cuenta cuentos de nuestros días terribles y llenos de dudas con respecto al ser humano. Su voz es la de un profeta, la de un joven anciano. Su mezcla sonora es un deleite y la experiencia en vivo precede su reputación. Para el próximo festival Ceremonia, a llevarse a cabo el próximo 7 de abril en Toluca, Krule presentará en el escenario a su banda en vivo, que lo acompañará con bajo, batería, más guitarras, programación y tres saxofones. Puro y duro ear candy.

Encuentra a Leo Moreno en Twitter como @protopeople.

Primera Bienal de Ilustración en México

Primera Bienal de Ilustración en México

La queremos viva: Procesión en honor a la vaquita marina

La queremos viva: Procesión en honor a la vaquita marina