'Electric Café' la síntesis del legado de Kraftwerk #Vintage909

'Electric Café' la síntesis del legado de Kraftwerk #Vintage909

Kraftwerk_1986.png

Al hablar de agrupaciones clásicas, muy pocos serán los que mencionen a Kraftwerk en su lista. Sin embargo, la aportación que este dueto realizó es de las más significativas, como pioneros de la música electrónica.

Para quienes no han oído o leído aún de ellos ―que son muchos―, esta aseveración puede sonar exagerada, pero existen declaraciones aún más contundentes. De acuerdo a la revista NME "Los Beatles y Kraftwerk son las dos bandas más importantes de la historia".

En el sitio allmusic.com aseguran que su impacto "resuena en prácticamente toda la escena musical después de la segunda mitad del siglo XX". Ahora que el lector y potencial escucha ha logrado interesarse, podemos sentarnos a platicar de manera más cómoda sobre el dueto creativo formado por Ralf Hütter y Florian Schneider, y en específico de su trabajo de 1986: Electric Café / Techno Pop.

kraftwerk-electric-cafe_127965

El contexto en el que emergió Kraftwerk es difícil de definir, como parte de una escena experimental alemana que fue englobada y denominada por el mundo angloparlante como krautrock, aunque las bandas de este supuesto movimiento (Can, Neu, Tangerine Dream, Popol Vuh) quizás tenían poco o nada que ver entre sí, como no fuera el lugar de origen. 

El término krautrock, como sucede a menudo con los nombres de diversas corrientes (desde el fauvismo hasta el punk), fue una burla despectiva de la prensa inglesa ―atribuida al periódico Melody Maker―, que en esos años ensalzaban a bandas más populares como Led Zeppelin y Pink Floyd. Como sea, en una simplificación drástica, el krautrock contiene ciertos elementos de electrónica, post-psicodelia y minimalismo.

david-stubbs-interviews-kraftwerk-20th-july-1991

Electric Café ( Kling Klang, 1986) es el último trabajo de estudio de Kraftwerk del siglo XX, el noveno de su discografía. Antes de esto, hay una serie de cinco álbumes clásicos/básicos para quien quiera adentrarse en su obra: Autobahn (1974) Radio-Activity (1975), Trans-Europe Express (1977), The Man-Machine (1978) y Computer World (1981) todos, títulos relacionados con los avances tecnológicos.

Las alineaciones de integrantes han variado a través de los años. A pesar de aparecer en las portadas como cuarteto, Ralf y Florian conforman el núcleo de un conjunto que basa su sonido en instrumentos sintetizados y voces robotizadas. A través de estos álbumes puede percibirse cómo su peculiar ―y hasta divertido― sonido experimental inicial, evolucionó hasta adquirir una personalidad propia que los separaba de tajo del resto de las bandas de krautrock.

Una muestra del sonido propio de Kraftwerk al momento de grabar Electric Café puede escucharse en las frías y repetitivas "Boing Boom Tschak" y "Musique Non-Stop".

Electric Café es un documento que refleja un fenómeno muy curioso: en plena mitad de la década de los ochenta, Kraftwerk ―tan raros y originales una década atrás― ahora sonaban igual que los grupos que había influido (New Order, Gary Numan, Ultravox); una sincronía perfecta que reunía a los maestros con sus alumnos en un recreo en el patio del mainstream; dentro de la corriente de moda, una variante del new wave llamada techno pop.

Dos de los ejemplos más claros son "The Telephone Call (Der Telefon-Anruf)" y "Sex Object". El término Techno Pop iba a ser el título original de este álbum, aunque al final se quedó Electric Café. En la reedición de 2009 se retoma ese título.

Como se mencionó al principio, Kraftwerk no goza del reconocimiento que debiera. En la lista que hizo la revista Rolling Stone en 2010, sobre los 100 artistas más "grandes" de la historia, se incluyó todo tipo de nombres ―principalmente relacionados con el pop, el rock y el rap―, pero se ignoró por completo la electrónica (como si los grupos actuales no recurrieran a ella).

De igual modo, cuando Kraftwerk llegó a abrir los conciertos de Radiohead, el público preguntaba quiénes eran. Se puede decir que a pesar de su importancia y trascendencia, permanecen como un grupo de culto, referente para quienes deseen rastrear los orígenes del sonido de bandas más populares, como Depeche Mode, Daft Punk o The Prodigy. Ya si nos vamos aún más atrás, deberíamos hablar de Karlheinz Stockhausen… tal vez en otra ocasión.

'Please' a tres décadas del álbum debut de Pet Shop Boys

'Please' a tres décadas del álbum debut de Pet Shop Boys

De GOT a Stranger Things: Las mejores escenas musicalizadas de 2016