Vaqueros, caballos y humor negro: lo nuevo de los hermanos Coen

Vaqueros, caballos y humor negro: lo nuevo de los hermanos Coen

 Zoe Kazan en  The Gal Who Got Rattled

Zoe Kazan en The Gal Who Got Rattled

Todas las aventuras en el Viejo Oeste terminan en tragedia. Al menos así lo parece en el micro universo que crean los renombrados Ethan y Joel Coen, en su nueva cinta The Ballad of Buster Scruggs, la cual fue recientemente estrenada en Netflix y que no cuenta con exhibición en salas de cine.

Esta película cuenta con todos los ingredientes básicos de un western: enfrentamientos entre vaqueros en pueblos desiertos, vistas panorámicas impresionantes, el ataque de pueblos nativos y bandidos escapando de la justicia. Los Coen no son novatos en este terreno. Cuentan con dos de las más aclamadas películas western de los últimos años: No Country For Old Men (2007) y True Grit (2010). El dominio de este género les permite presentar una de sus producciones más ambiciosas.

El giro que tiene el filme es su formato, ya que a diferencia de otras películas de los hermanos, es una antología de seis narrativas distintas, que forman parte de un libro ficticio titulado The Ballad of Buster Scruggs and Other Tales of the American Frontier. En resumen, estas abarcan la historia de un vaquero-cantante con excelente tino (The Ballad of Buster Scruggs), un ladrón de bancos fallido (Near Algodones), dos artistas vagantes (Meal Ticket), un hombre solitario en busca de oro (All Gold Canyon), una mujer viajando sola hacia Oregon (The Gal Who Got Rattled) y un grupo de extraños en un carruaje (The Mortal Remains).

 James Franco en  Near Algodones

James Franco en Near Algodones

La antología cuenta con la actuación de artistas de gran renombre como Liam Neeson, James Franco, Zoe Kazan, Tyne Daly y Tom Waits. Todos ellos aportan su parte al revuelto rompecabezas de los Coen. La sutileza de sus interpretaciones permiten entrever la soledad que permea todas las historias y fortalecen los mensajes al estilo fábula que presenta la película. Quizá los más destacables son Kazan y Tim Blake Nelson, quienes parecen haberse fundido en sus personajes, otorgando a sus cortas narrativas la suficiente fuerza para ser filmes completos por sí solas.

Gran parte de la genialidad de La balada Buster Scruggs está en el guion, que de hecho fue escrito por Ethan y Joel, y galardonado con el Premio Golden Osella al Mejor Guion en el Festival de Cine de Venecia. A pesar de ser una antología, existe una fuerte cohesión y consistencia en todas las partes. Con fuertes cimientos en el característico humor ácido y oscuro de los hermanos Coen, las seis historias se mueven con gracia. Los personajes son entrañables, a pesar de que pasan poco tiempo en la pantalla.

 Tom Waits en  All Gold Canyon

Tom Waits en All Gold Canyon

Comienza a quedar claro que Netflix está acaparando a muchos de los más grandes artistas en cine de nuestros tiempos, como es el caso de Roma de Alfonso Cuarón, lo cual pone en riesgo el prestigio y futuro de grandes estudios.

Esta tremenda balada de producción impecable queda como una joya más en la filmografía de los directores estadounidenses. Los personajes y sus trágicas historias parecen haberse contado cientos de veces. Sin embargo, la visión magistral de los Coen otorgan un empuje de frescura con un característico toque artístico, que permiten que Buster Scruggs trascienda en la memoria y desafíe las expectativas.


The Ballad of Buster Scruggs ya está disponible en Netflix.

Un festín de sangre, muerte y humor negro: lo nuevo de Lars Von Trier

Un festín de sangre, muerte y humor negro: lo nuevo de Lars Von Trier

Documentales 90.9: Retrospectiva 50 Años del Álbum Blanco de The Beatles

Documentales 90.9: Retrospectiva 50 Años del Álbum Blanco de The Beatles