Si la vida te da ritmo, dale. Sotomayor en Bahidorá

Si la vida te da ritmo, dale. Sotomayor en Bahidorá

Aquellos que hayan leído alguna cocografía del Pocajú, sabrán que las percusiones cumplen una labor esencial para mantener los ritmos cardíacos en sintonía de todas las especies en la isla. Nuestra fuerza como pocajutas y armonía entre especies reside en esa conexión, es así que nos volvemos una unidad independientemente de los roles que tenemos en Pocajú. Se ha dicho que hasta el mismo Marajá esta conectado cuando se suenan las panzas de Gorila y bongbombos de ahuehuete en el punto más alto de la montaña Chiquitiboom. Es por este motivo que desde hace mucho tiempo se decidió marcar una brecha entre su función como instrumento musical y herramienta para la conectividad espiritual.

Tenemos muy claro que el mundo es muy distinto afuera del Pocajú, con esta premisa decidimos contactar a una persona que está muy conectada con las percusiones en su vida para tener un diálogo en el que se cruzaran las realidades.

De acuerdo a la información proporcionada por los suricatos cibernautas del Pocajú, el ser humano más adecuado para este ejercicio es una artista llamada Paulina Sotomayor.

A continuación unos datos que nos pidieron mencionar los suricatos:

a) Paulina es parte del conjunto Sotomayor que conforma con su hermano y amigos  (Edi Kistler en el teclado, Octavio Macchetto en el acordeón y ukulele y Daniel Martinez en el bajo) 

b) En el mes de Marzo se cumple un año de haber salido su álbum debut titulado ‘Salvaje’ que fue muy buen recibido por los organismos y a los pocos meses se logró plasmar en el soporte físico de CD y vinilo (al parecer este formato en particular es un fetiche de muchas personas)

c) A finales del año pasado Sotomayor ardió su flama con más intensidad al hacer gira por Londres, Colombia y darse cuenta como al sur del continente Americano su música era tan querida por aquellos oídos.

d) Según los suricatos, Paulina tiene la capacidad de sentir ritmo en cualquier objeto o actividad que realice.

Esa sería la información cruda, por otra parte los suricatos nos pidieron que invitáramos a las personas que vivan o transiten México por estas fechas  al Carnaval Bahidorá que sucederá este 20 y 21 de febrero en Las Estacas (Morelos).

Durante este ritual de fiesta y oída se presentará Sotomayor junto con otros artistas que ya hemos mencionado en Pocajú como Antibalas y Quantic.

Sin gastar más yemas de los dedos  y espacio, les presentamos a continuación la plática que tuvimos con Paulina Sotomayor; quien por cierto está siendo considerada como una posible embajadora provisional del ritmo en Pocajú.

Pocajú.- Nos gustaría que te abrieras con nosotros para compartir desde tu perspectiva y sensibilidad qué son las percusiones para ti

Paulina :La vida es ritmo, por eso mismo todo esta  en constante movimiento, el ritmo nos asegura un sonido, el cual la mayoría de las veces son intervalos percutivos. desde lo más básico,  como lavarse los dientes, o limpiar un bote de basura,  prender un motor,  poner un clavo, o el andar de nuestros pies, cada paso es un ritmo.  Todos los elementos físicos con los que contamos pueden crear música.  Si tomamos de referencia un Tambor (Djembé) tendría tres tonos básicos, (Ding- agudo, dang semiagudo, dong, grave) que son los cuales rigen hasta el sentir de nuestro cuerpo a ciertas vibraciones de lo demás que nos rodea, por eso mismo somos personas que tenemos la sensibilidad de sentir frecuencias que nos acercan a hablar y expresar todo el tiempo con sintonías percutivas.

Pocajú .-¿Si por alguna razón pudieras visitar la isla, en qué zona te gustaría estar inmersa y cuál de nuestros  elementos te gustaría tocar?

Paulina: Cerca de las palmeras, ellas tienen madera que puede hacer ritmos interesantes, huecos que llaman cada capa de un pedazo de naturaleza inmerso de vida y fuego ancestral.

*elementos elegidos: Animal, Espíritu, Dimensión, Trabajo, Horizonte,  Salvaje, Empoderamiento.

Pocajú:  En Pocajú  algunos músicos y maestros de ceremonias son acompañados de especies diferentes a ellos que los apoyan para poder canalizar adecuadamente el estado de ánimo y elemento que desean.  Se les denomina bajo el término popular de “aliado de poder”…

¿Qué especie te imaginas como tu “aliado de poder”?

Paulina: El pájaro. Hay que saber tomar el vuelo, caer y volver a empezar para observar todo con nuevos ojos y mente limpia.

Pocajú.- Los médicos babuinos del pozo merengue al sur de Pocajú descubrieron recientemente que ciertos patrones repetitivos de percusiones pueden beneficiar a la digestión, contribuir a la sensibilidad de los habitantes y reducir el uso de zapatos…

¿Qué beneficios consideras que tiene una vida percusiva?

Paulina: Aclara la mente, hace que todo se vuelva independiente, que tus extremidades piensen en distintos hemisferios y tengan su vida propia, eso genera bienestar e inteligencia. Saber de que manera motriz y consciente crear patrones que te conecten más con las raíces musicales.

Pocajú.- A veces es un problema conseguir archivos de música para escuchar en la isla, además francamente sigue sin agradarnos eso del Internet…Pero me gustaría que nos recomendaras 3 piezas repletas de percusión que consideres muy significativas y del agrado Pocajuta, si pudieras explicarnos porque lo agradeceríamos bastante.

Paulina.- No sólo las percusiones las considero rítmicas y por lo tanto les haré una ensalada que conlleva cuerdas, marimba y varios instrumentos percusivos, como el cajón flamenco, maracas, baterías, secciones de metales y grandes cantantes.

El primer elegido, Edmar Castañeda, un arpista colombiano que los dejará boquiabiertos

Don Chucho Valdéz que no cabe duda en ser los mayores exponentes de Latin Jazz con varios elementos percusivos que son un manjar, acompañado de Irakere que todo lo que cantan es totalmente un llamado tamborilesco

Y no podría olvidar a nuestro amigo y gran maestro Fela Kuti, muchos lo conocen y definitivamente en una Isla nos gustaría gozar de tanta vibra, calor y llamados de energía

La plática pudo haber continuado, pero tuvo que se interrumpida por una alerta de lluvia dulce en la isla.

Tengan en cuenta las reflexiones de Paulina en torno a la vida y la percusión, sientan y toquen todo y a todos.

Nos despedimos, y como diría el Dr. Mais Alleghre...Hasta el futuro.

Sotomayor

Entrevista: PØNCE

[Quirky] No. 214 : Bahidorá 2016