Por qué es importante saber qué está pasando con Facebook

Por qué es importante saber qué está pasando con Facebook

 Audiencia de Mark Zuckerberg vía Quartz

Audiencia de Mark Zuckerberg vía Quartz

Esta muy surreal pensar que Facebook empezó como una página web para calificar la guapura de morras y ahora es una de las empresas más grandes y con más poder en el mundo. Y no es por citar al tío Ben, pero “con gran poder viene gran responsabilidad” y podemos decir que Mark Zuckerberg no ha tenido esta frase en mente. El pasado martes 10 de abril de 2018, Zuckerberg fue citado en Washington DC a una especie de audición ante un comité, formado por varias personas del congreso de Estados Unidos, gracias a que se compartió la información personal de los usuarios a una empresa llamada Cambridge Analytica y después estos fueron aprovechados, y probablemente, influyeron en la elección de Donald Trump en el 2016. Aquí hay un breve video de la BBC donde explican muy bien el asunto:

Todo lo que está pasando con Facebook es un tema que nos concierne a todos, considerando que por lo menos todas las personas que están leyendo esto usan Facebook. Pero Facebook también es dueño de Instagram y WhatsApp, así que en realidad nadie se zafa. El problema aquí es…pues todo. Facebook está vendiendo las identidades de sus usuarios a grandes corporaciones que la usan para crear perfiles psicológicos de estos, venderlos a todavía más empresas para que estas puedan colocar propaganda de manera estratégica, y como el video demuestra, no solo aprovechan para vendernos productos tangibles, gadgets u otras cosas, sino que nuestras identidades están siendo usadas para convencernos y manipularnos, en este caso en específico, en cuestiones políticas. Y no solamente esto, si no que el algoritmo propagandista de Facebook no tiene escrúpulos. En el 2017 Pro Publica sacó a la luz un artículo donde se revelaba que Facebook había aprobado anuncios anti semitas dirigidos a personas que en Facebook tenían lineadas páginas que apoyaban al Nazismo o gente que en su trabajo o hobbies tenían cosas como “Jew hater” (que odian a los judíos).

En México existe la Ley Federal de Protección de Datos Personales que una de las cosas que busca es regular el derecho a la autodeterminación informativa. En esta se sostiene, claramente, que los responsables solamente pueden utilizar nuestros datos personales si nosotros, los titulares de estos, les damos nuestro consentimiento en el aviso de privacidad. En Estados Unidos existe el “Privacy Act”, que protege la información privada de un individuo, y el problema aquí es que Zuckerberg hizo prácticamente caso omiso a esta. Una empresa como Facebook, que por fuera se vende casi de manera humanista porque sostiene que su propósito es “conectar a las personas”, pero la verdad es que a Facebook le importa un cacahuate las personas y nos ve simplemente como una especie de “dato emocional” con el cual generar ingresos.

Es importante que lo que paso con la audiencia de Zuckerberg tenga un seguimiento y en realidad se cumpla, pero es igual de vital que nosotros, los usuarios, también hagamos algo al respecto. Porque la información que tiene Facebook no es simplemente que le des like a la página de McDonald’s, sino que tiene acceso a los lugares que visitas, tus trayectos, las actividades que realizamos, donde estudias o trabajas. Y el problema va más allá de que Facebook vende nuestros datos sin nuestro permiso, sino que en realidad no sabemos qué hacen estas empresas con estos, y si se queda solamente en usarlos para vendernos algún producto, o si va más allá de esto.

Astro: Festival de música, artes visuales y performance en Aguascalientes

Astro: Festival de música, artes visuales y performance en Aguascalientes

Eluveitie: más allá del estereotipo machista del metal

Eluveitie: más allá del estereotipo machista del metal