El metal, el punk y la comunidad LGBTI+

El metal, el punk y la comunidad LGBTI+

 Judas Priest. Foto vía: Rolling Stone

Judas Priest. Foto vía: Rolling Stone

Popularmente se cree —de forma errónea— que el metal, el punk y la comunidad LGBTI+ son tres cosas que no van de la mano. Parecería que tristemente, estos géneros pudieran llegar a ser homofóbicos y poco inclusivos. Por suerte, no es así y en dado caso, quienes representan estos anti-valores, no son más que una modesta minoría.

Por lo tanto, para celebrar este mes del Orgullo LGBT+, aquí unas cuantas pruebas de que estos géneros, en apariencia lejanos a la "diversidad sexual", en realidad no lo están tanto.

Gorgoroth

Quisiera empezar con uno de los casos más curiosos de los que hay en el mundo del metal: Gorgoroth. Se podría pensar que en el black metal, al ser uno de los géneros más controversiales y extraños de toda la escena del metal, sería difícil encontrar a un ícono de la comunidad LGBTI+ entre sus integrantes. Pero no es así. Esta banda de origen noruego contó con uno durante muchos años.

Popularmente conocida por su temática satánica y sus extrañísimos conciertos —en los cuales impalan cabezas de ovejas y hacen crucifixiones—, Gorgoroth tuvo de vocalista entre 1998 y 2007 a Kristian Eivind Espedal, popularmente conocido como Gaahl: una de las voces más importantes del black metal y un hombre abiertamente gay.

 Gaahl y Dan DeVero. Foto vía VICE

Gaahl y Dan DeVero. Foto vía VICE

Gaahl ha participado además como vocalista en otras agrupaciones como Gaahlskagg, Sigfader, Trelldom, Wardruna, entre otras. Actualmente, trabaja en un proyecto personal titulado Gaahls Wyrd.

A pesar de que Gaahl no es abiertamente satanista, su caso resulta muy particular por la banda a la que perteneció tantos años. ¿Quién pensaría que una agrupación como Gorgoroth tendría a un ícono muy importante de la comunidad LGBTI+ entre sus resonancias metaleras?

Green Day

Green Day es una de las bandas de pop-punk más conocidas y más importantes de todo el mundo. A pesar de esto, es poco sabido que su vocalista, guitarrista y frontman, Billie Joe Armstrong, es abiertamente bisexual. Incluso declaró en una entrevista que “todos nacemos bisexuales, pero la sociedad nos reprime y nos hace verlo como algo malo”.

 Billie Joe Armstrong

Billie Joe Armstrong

Además de esto, Green Day ha sido conocida siempre como una banda que se ha pronunciado en múltiples ocasiones a favor de los derechos de toda la comunidad LGBTI+. Billie Joe, principalmente: es activista y se manifiesta constantemente a favor de los derechos de esta comunidad, tanto en actos públicos como en su lírica. Una de sus canciones más importantes que aborda esta temática es “Coming Clean”, del álbum de 1994, Dookie. Esta canción relata la propia experiencia de Billy en su adolescencia, cuando descubrió su bisexualidad y toda la confusión que sintió por el miedo a ser rechazado por sus padres.

Billie Joe y Green Day siempre representarán con mucho orgullo a la comunidad LGBTI+ en el punk.

Mägo de Oz

A pesar de que Mägo de Oz no cuenta con ningún miembro de la comunidad LGBTI+ entre sus filas, han sido considerados como un gran referente de la lucha por los derechos de la comunidad, principalmente en países hispanohablantes. Mägo ha procurado también una gran representación al llevar banderas de arcoiris a sus conciertos y tocar canciones en favor de los derechos humanos.

Esta agrupación madrileña causó una gran polémica en España con su álbum de 2005 Gaia II: La Voz Dormida, un disco que critica con dureza a la Iglesia Católica, al racismo y a la homofobia. Tal fue la controversia, que la cadena COPE —propiedad de la Comisión Episcopal de Medios, que a su vez pertenece a la Iglesia—, pidió la censura de la banda y prohibió la reproducción de todas sus canciones en los propios medios.

Mägo también cuenta con una canción titulada “El Que Quiera Entender Que Entienda”, que cuenta el momento en que el personaje principal de la historia que narra su álbum de 2000, Finisterra, descubre su homosexualidad y siente miedo al saber que en caso de ser descubierto, su vida podría correr peligro, en el contexto de una España medieval.

Estos pronunciamientos y visibilizaciones de la diversidad sexual en la música y actos de Mägo de Oz siempre han resultados polémicos, pero no cabe duda que son loables y necesarios.

Against Me!

Si hablamos de los miembros más emblemáticos de la comunidad LGBTI+ en bandas de punk, sin falta tenemos que hablar de Laura Jane Grace, la cantante, guitarrista, fundadora y compositora principal de la banda estadounidense Against Me!, y uno de los íconos trans más importantes que existen en todo el mundo.

 Laura Jane Grace. Foto vía: Google

Laura Jane Grace. Foto vía: Google

Laura admitió en 2012 que había sufrido disforia toda su vida y que iba a comenzar su transición ese mismo año. En 2014, Against Me! sacó su primer álbum después de la transición de su frontwoman, un disco titulado Transgender Dysphoria Blues, en donde figuran dos canciones muy importantes por su contenido lírico: una homónima al álbum y otra titulada "True Trans Soul Rebel".

Laura Jean Grace es en definitiva, un ícono de suma importancia para toda la comunidad trans, y no sólo en el punk rock, si no en todo el mundo. La valentía que Laura tuvo al anunciar su transición públicamente ha sido uno de los actos más relevantes que se han hecho en favor de la comunidad LGBTI+, y más importante aún, gracias a todas las respuestas positivas que tuvo de parte de los fans y de los mismos artistas.

Judas Priest

Para cerrar con este artículo, llegamos al ícono gay más importante en el metal: el grandísimo Rob Halford. Rob es conocido popularmente por ser el cantante principal de una de las agrupaciones más importantes de la historia del heavy metal: Judas Priest. Además, es considerado una de las voces más importantes del género.

Halford le dio la noticia al mundo en 1998 durante una entrevista para MTV. La respuesta fue muy positiva, a pesar de que Rob fue uno de los primeros grandes íconos del metal en hacer pública su homosexualidad. Además, es un activista de los derechos LGBT+ y habla muchas veces de su experiencia al salir del clóset y sus dificultades en los años durante los cuales lo tuvo que ocultar.

Rob también sirvió de inspiración para que muchos miembros de la comunidad pudieran salir del clóset y romper ese horrible prejuicio de que no se podía ser gay y metalero al mismo tiempo. Su influencia ha sido gigantesca tanto para la comunidad de la diversidad sexual como para el mundo del heavy metal. Es, indudablemte, el ícono gay más importante en el mundo del metal.

 Rob Halford. Foto vía: NME

Rob Halford. Foto vía: NME

No hay duda de que el metal y el punk van a estar siempre de la mano con la comunidad LGBTI+, aunque no lo pareciera, y con cada día que pasa, se rompe más prejuicios de que esto no es posible.

¡A disfrutar de esta música y feliz mes del orgullo a todxs!

Bad Bad Hats: la pequeña gran banda indie pop que no conoces aún

Bad Bad Hats: la pequeña gran banda indie pop que no conoces aún

Ibero 90.9 festeja XV años de radio con Alfonso André

Ibero 90.9 festeja XV años de radio con Alfonso André