¡Larga vida a Mazzy Star!

El NRMAL es ese festival que se encarga de hacer tus sueños guajiros, de ver bandas que nadie más se atrevería a traer a México. En las nueve ediciones pasadas han traído a actos como Fenster, Low, Explosions in the Sky, Swans y Jenny Hval, pero como regalo de una década de existencia, en esta edición podremos ser testigos de un acto genuinamente raro y singular: Mazzy Star.

¿Por qué raro y singular? En primer lugar porque Mazzy Star desde su origen se ha negado a ceder ante la presión de las disqueras para conseguir otro éxito comercial como en su momento fue So Tonight That I Might See.

Hope Sandoval y David Roback decidieron operar bajo sus propios términos y tiempo, lo que significó pasar 17 años sin lanzar un nuevo álbum de larga duración, aunque no sacar música juntos no significó una sequía creativa, Hope Sandoval y David Roback tuvieron colaboraciones con otros artistas como: The Jesus and Mary Chain, Massive Attack, Death In Vegas y Beth Orton.

En segundo lugar, porque las presentaciones en vivo de Mazzy Star no son frecuentes. Tanto Sandoval como Roback han admitido ser extremadamente tímidos, característica que ha resultado frustrante para el público y la prensa por su tendencia a cancelar conciertos o entrevistas. Chonguitos para que eso no pase.

En tercer lugar porque Mazzy Star nunca ha venido a México, hasta ahora. En un poco más de 30 años de carrera, la banda californiana pisará por primera vez el suelo mexicano como parte de una de las pocas fechas que tienen contempladas en su tour.

En cuarto lugar porque probablemente el soundtrack de nuestro primer desamor fue “Fade Into You” en un loop infinito, pero Mazzy Star es mucho más que eso. Es una exploración de estímulos multisensoriales para las personas a las que nos gusta “sufrir quedito”, es una forma de apreciación al arte y al proceso de hacer música sin dejar de ser crítica con una industria que fomenta la hiperproducción de materiales sonoros prototípicos. Es una manera de protesta que nos obliga a recordar que detrás de nuestros ídolos hay humanos cuya pasión por la creación musical no requiere el sacrificio de ser sobreexpuesto mediáticamente. Es el placer del hacer y vivir en el aquí y ahora.

mazzystar2.jpg

En quinto y último lugar, porque sin una banda como Mazzy Star, proyectos como Beach House o Cigarettes After Sex probablemente hoy no existirían. En Ibero 90.9, nos gusta darle honor a quien honor merece, así que nos vemos en el NRMAL con nuestro paquetito de pañuelos desechables a la mano.

¡Larga vida a Mazzy Star!



De rebelde a primadonna, a mujer natural: el regreso y evolución de Marina Diamandis

De rebelde a primadonna, a mujer natural: el regreso y evolución de Marina Diamandis

Cuatro libros indispensables para conocer la historia de la música norteña

Cuatro libros indispensables para conocer la historia de la música norteña